La crisis del coronavirus

El jefe médico de la FIFA cree que el fútbol no debe volver hasta septiembre

Michel D’Hooghe dice que el regreso solo será posible cuando exista una vacuna

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en Budapest este lunes.
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en Budapest este lunes.ATTILA KISBENEDEK / AFP

Mientras Alemania acelera en la definición de las nuevas normas médico-sociales para tratar de que la Bundesliga regrese cuanto antes, y el mismo día que el Gobierno francés dio por terminada la temporada de la Ligue 1 pese a los preparativos de la liga gala para volver, el jefe médico de la FIFA levantó este martes la voz para pedir parar. Michel D’Hooghe concedió una entrevista a la cadena británica Sky Sports en la que se alineó con el Gobierno francés: cree que el fútbol no debe volver hasta el 1 de septiembre “como pronto”.

“El mundo no está preparado para que vuelva el fútbol competitivo. Espero que esto pueda cambiar rápidamente, pero necesitamos más paciencia”, dijo el presidente del comité médico de la FIFA. "Es la situación más dramática que hemos vivido desde la Segunda Guerra Mundial, no deberíamos infravalorarlo. No es una cuestión de dinero, sino de vida o muerte. No se puede jugar en la Premier League si los jugadores están obligados a permanecer a dos metros unos de otros. No se puede pedir al Liverpool que juegue contra el Manchester si los jugadores deben mantenerse a dos metros”.

D’Hooghe recordó que uno de los aspectos esenciales del fútbol va de manera directa contra las nuevas normas de distanciamiento social vigentes en todos los países, y que incluso grandes cantidades de test podrían no ser suficientes para garantizar la seguridad. “Tenemos que ser realistas. El fútbol solo es posible si el contacto es posible de nuevo. El fútbol sigue siendo un deporte de contacto y una de las primeras cosas que se dicen es que debe evitarse el contacto. La clave es el distanciamiento social. Los test son un punto importante, pero deben repetirse. Si uno de los jugadores da positivo, hay que poner todo el grupo en cuarentena. ¿Es eso una solución para una competición normal?”, se preguntó el médico belga durante la entrevista televisiva.

D’Hooge también incidió en la dificultad de armonizar los ritmos de gestión de la pandemia en los distintos territorios. “No sabemos cuándo se alcanzará el pico en los diferentes países. Será distinto en cada país. La solución solo estará ahí el día que haya un programa de vacunación adecuado”, aseguró. Según los diversos expertos en enfermedades infecciosas que se han ido manifestando durante las últimas semanas, en el escenario más optimista una vacuna efectiva no estaría disponible antes de enero de 2021, aunque la mayoría coinciden en que sería más realista pensar en junio, y ni siquiera sobre eso se puede planificar con certeza.

Además apuntó a que cuando finalmente regrese el fútbol serán necesarios cambios normativos por los efectos de la pandemia, como que los futbolistas que escupan sean castigados con tarjeta amarilla.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50