PISTA LIBREOpinión
i

No disparen contra el pianista

A los futbolistas se les comienza a etiquetar como sospechosos, insolidarios y privilegiados. A ojos de la gente, parecen ajenos a la cruda realidad

Sergio Ramos celebra la victoria en la Supercopa ante el Atlético.
Sergio Ramos celebra la victoria en la Supercopa ante el Atlético.JAVIER GANDUL

La banda sonora del fútbol durante la pandemia C-19 merece incluir el título de un viejo álbum de Elton John: Don’t shoot me, I’m only the piano player (No me disparen, sólo soy el pianista). Los jugadores no son los pianistas del salón, pero se les comienza a etiquetar como sospechosos, insolidarios y privilegiados. No parece que esta mala reputación se extienda a los profesionales de la Fórmula 1, motociclismo, baloncesto, golf o tenis, deportes presid...

Más información

Lo más visto en...

Top 50