Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benzema, de malquerido a jugador franquicia

Tras la salida de Cristiano y el absentismo de Bale, el francés se ha convertido en el futbolista de referencia de un Madrid en el que ejerce de tutor de los recién llegados

Benzema celebra su gol de penalti al Leganés señalando al público. En vídeo, las declaraciones de Zinade sobre el jugador. Foto: Getty | Vídeo: EFE

Aunque Sergio Ramos había lanzado el primer penalti ante el Leganés y se encaminaba a hacer lo propio con el segundo, el capitán del Madrid agarró la pelota y se la entregó a Benzema. Fue un gesto de reconocimiento. Una señal de aprecio hacia un jugador que para ese momento del partido ya había entregado dos asistencias (a Rodrygo y a Kroos), pero al que se le resistía el gol. “Creo que Benzema tiene el reconocimiento que merece”, dijo después Zidane, aunque dejó claro la causa por la que el francés suele ser uno de los señalados cuando las cosas vienen mal dadas: “La única cosa es que lo tiene que demostrar siempre, pero es lo que está haciendo más allá del gol”.

Minutos después de marcar desde los once metros, el francés dejó su sitió a Jovic y recibió la ovación de un Bernabéu que vive enganchado al único jugador que mantiene el pulso ofensivo del Madrid tras la marcha de Cristiano. “Es un excelente jugador, nos da tranquilidad y confianza. Con él se juega mejor”, apuntó el joven Rodrygo, el último de sus socios, porque además de adquirir el rol de goleador, Benzema ha adoptado también el papel de tutor de todo aquel que se ha incorporado a su área de trabajo. Con CR en Turín y dimitido del cargo de estrella Bale, solo el francés se ha comportado acorde a su condición. Algo que lejos de alejarle de los más jóvenes, le ha hecho acercarse mucho más a ellos. Basta echar un vistazo a sus redes sociales para comprobar el cariño que le profesan jugadores como Vinicius, Rodrygo e incluso el recién llegado Hazard.

En los 12 partidos que ha disputado hasta el momento, el galo suma siete goles, para los que ha necesitado 18 remates (en Liga suma 34 en total, más que nadie), y cuatro asistencias. Con 1.042 minutos en las piernas es el tercer jugador más empleado por Zidane después de Casemiro (1.140) y Ramos (1.050), y es, además, el atacante que más ocasiones de peligro ha generado (24), y que más veces ha enviado el balón al poste (4). Sus ayudas en defensa le han valido para recuperar la pelota también en 24 ocasiones.

Sexto máximo goleador del Madrid

En su 11ª temporada, Benzema suma 229 goles en 477 partidos y ya está en la lista de los goleadores históricos del club.

1. Cristiano. 451 goles.

2. Raúl. 323.

3. Di Stéfano. 308.

4. Santillana 290.

5. Puskas. 242.

6. Benzema. 229.

Goles y asistencias en las temporadas anteriores:

2009-10. 9 goles, 6 asistencias.

2010-11. 26 goles, 9 asistencias.

2011-12. 32 goles, 19 asistencias.

2012-13. 20 goles, 21 asistencias.

2013-14. 24 goles, 16 asistencias.

2014-15. 22 goles, 15 asistencias.

2015-16. 28 goles, 8 asistencias.

2016-17. 19 goles, 8 asistencias.

2017-18. 12 goles, 11 asistencias.

2018-19. 30 goles, 11 asistencias.

A 13 goles de Puskas

“Benzema es el mejor delantero del momento. No lo digo yo solo, que me gusta, sus datos hablan por sí mismos”, reconoce públicamente Zidane. Su tabla de registros muestra que desde que fichó por el Madrid en 2009 por 35 millones de euros, ha marcado 229 goles en 477 partidos (23 en 48 de Champions), y ha regalado 128 asistencias de gol. Con su diana ante el Leganés refuerza su condición de sexto máximo goleador en la historia del Madrid, y se acerca a los 242 de Puskas, quien le precede en una lista dominada por CR (451). En su primera temporada sin el portugués, la pasada, alcanzó los 30 goles, estableciendo su segunda mejor en el club después de los 32 que marcó en la 2011-2012.

“Tenías un cohete que era Bale; el anotador, que era Cristiano; y luego estaba yo, que era el espacio entre los dos. La pieza para que todo funcionara”, se describió a sí mismo y a sus compañeros de la BBC, en un reportaje en el medio francés RMC Sports hace una temporada, en la que dejaba patente una vez más su poco afán por acaparar los focos. En los 342 partidos que compartió con Cristiano le entregó 47 asistencias (el portugués le devolvió 29), y suma 10 con Bale (por 19 de vuelta por parte del galés).

Rodrygo felicita a Benzema por su gol al Leganés.
Rodrygo felicita a Benzema por su gol al Leganés. GTRES

“Lo que me gusta de Benzema es que se asocie con los demás. Entre los tres jugadores de arriba había mucha movilidad, no había uno que se quedase pegado en la banda. Esto es algo que de Karim no me sorprende”, reconoció Zizou. Ante el Leganés Benzema y Rodrygo se intercambiaron la pelota en 12 ocasiones, y en seis lo hicieron el francés y Hazard. “Estoy seguro de que vamos a hacer grandes cosas juntos, porque somos los dos muy técnicos”, advirtió en su presentación el belga.

De esa especie de imán que representa Benzema para el juego ofensivo del Madrid solo ha escapado Jovic, fichado para complementar los tantos del francés, y que se estrenó ante el Leganés sin Benzema sobre el campo. Por el momento no contabilizan ninguna jugada de gol en la que hayan intervenido ambos.

Al calor del Bernabéu, ya son cinco dianas las que ha firmado Benzema en cuatro partidos como local, lo que mantiene al público conectado con un jugador que se ha destapado como el líder que nunca quiso ser.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >