Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salah Mejri vuelve al Real Madrid

El pívot tunecino, de 33 años y 2,17m, que jugó en el club blanco entre 2013 y 2015, apuntala la rotación interior del conjunto de Laso tras su paso por la NBA y la Liga China

Salah Meejri posa en la sala de trofeos del Madrid
Salah Meejri posa en la sala de trofeos del Madrid realmadrid.com

Salah Mejri regresa al Real Madrid de baloncesto. El pívot tunecino, de 33 años y 2,17m, que jugó en el club blanco entre 2013 y 2015, apuntalará la rotación interior del conjunto de Pablo Laso tras su paso por la NBA y la Liga China. En una carrera meteórica, que arrancó de forma profesional casi a los 20 años, a Mejri le bastaron tres temporadas en la Liga Endesa para lanzarse a hacer las Américas en 2015 tras dos cursos de blanco. En la NBA disputó 204 partidos con los Dallas Mavericks, en los que promedió 3,4 puntos y 4 rebotes por partido en 12 minutos de media. En el pasado Mundial de China lideró a Túnez y destacó en la estadística con 16,2 puntos, 10,2 rebotes y 25,2 de valoración en 30,9 minutos de media. Tras la cita mundialista firmó un contrato temporal con el Liaoning Flying Leopards chino pero la llamada del Madrid le ha trae de vuelta a la ACB con un contrato hasta el final de la presente campaña. En su primera etapa de blanco ganó una Euroliga, una Liga, dos Copas y dos Supercopas. Laso ya tiene doble para Walter Tavares.

El pívot tunecino fue el primer fichaje del Madrid para la temporada 2013-2014 y ahora se convierte, tras Laprovittola y Mickey, en el tercer refuerzo para el noveno curso de Laso. Mejri jugador de fútbol hasta los 18 años, acabó por ceder sin mucha convicción a las presiones que le animaban a probar en el mundo de la canasta. Tras promediar 5,1 puntos y 4,9 rebotes en el Afrobasket de Libia en 2009 y liderar a Túnez en la conquista del Afrobasket de 2011 en Antananarivo (Madagascar), donde fue designado MVP (segundo máximo reboteador: 9 por partido, y 2,4 tapones), dio el salto a Europa.

Entre 2010 y 2012 jugó en la modesta Liga belga (en el Antwerp Giants, donde promedió 9,2 puntos, 7,8 rebotes y 2,5 tapones por partido en la Liga regular y 7,3 puntos, 7,2 rebotes y 1,8 tapones en la Eurochallenge). Pero Mejri cogió carrerilla suficiente, disputó los Juegos Olímpicos de Londres con la selección de Túnez, consiguiendo ser el máximo taponador, con una media de 3,4 por partido y segundo reboteador del torneo (10 por encuentro) y, tras participar en la Summer League de Orlando con los Utah Jazz, el Obradoiro apostó por él lanzándole al escaparate de la ACB. No lo desaprovechó. Un año le bastó para llegar a un grande y vestirse de blanco.

El tunecino, fanático del Real Madrid de fútbol y de Figo desde bien pequeño, regresa al club blanco cuatro años después. Llegó por primera vez en 2013 con la escarapela de Jugador Revelación tras completar varios partidos de relumbrón en la notable temporada del Obradoiro, meritorio cuartofinalista en aquella ocasión ante el propio Real Madrid. Promedió 9,4 puntos, 5,3 rebotes, 1,6 tapones y 11,1 de valoración en 20 minutos de media por partido. El campeón de Liga confía de nuevo en su movilidad y su capacidad intimidadora a la que ha añadido un mayor rango de tiro con amenaza exterior para ejercer de doble de Tavares.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información