Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chicharito guía al Sevilla hasta un triunfo solvente

Los de Lopetegui golean al Qarabag (0-3) y reservan fuerzas para el duelo ante el Madrid

fk qarabag - sevilla Ampliar foto
Chicharito celebra su primer gol con el Sevilla.

El Sevilla se estrenó en su competición preferida con un triunfo convincente ante el Qarabag (0-3). Una victoria asentada en los chispazos de enorme calidad del conjunto andaluz personalizados en la figura de Chicharito, primero, y después de Munir y Óliver Torres. La superioridad del pentacampeón se plasmó en la segunda mitad. Un lanzamiento de falta de Chicharito superó la barrera y batió a Begovic. Es el primer gol del mexicano con el Sevilla. Luego, un pase delicioso de Banega habilitó a Munir, que marcó tras una estupenda vaselina. Fue en el segundo tiempo cuando el Sevilla mostró su jerarquía. Lopetegui realizó hasta ocho cambios con respecto a los que jugaron en Vitoria contra el Alavés pensando en el Madrid y el plan le salió a la perfección. Pozo mostró buenas maneras en el lateral derecho, Vázquez dibujó excelentes pases y Óliver Torres puso el colofón a su buena actuación con un plástico gol de chilena.

FK Qarabag

4-1-4-1

Gurban Gurbanov

1

Begovic

30

Huseynov

3

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Ailton Ferreira

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Medvedev

55

Huseynov

17

Abdellah Zoubir

20

Richard

8

Míchel

2

Cambio Sale Ismayil Ibrahimli

Garayev

9

Cambio Sale Dani Quintana

Jaime

99

Cambio Sale Abdullayev

Gueye

1

Vaclik

15

Alejandro Pozo

20

Diego Carlos

18

Escudero

12

Jules Koundé

24

Cambio Sale Marcos Lopes

Joan Jordán

17

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Gudelj

21

1 goles Gol Cambio Sale Dabbur

Óliver Torres

11

1 goles Gol

Munir

14

1 goles Gol Cambio Sale Banega

Chicharito

22

Franco Vázquez

Sevilla

4-3-3

Julen Lopetegui

El Qarabag resistió en la primera mitad, pero no pudo aguantar en la segunda, donde se hundió a cada golpe del conjunto andaluz. Cuarto triunfo seguido de los de Lopetegui fuera de Sevilla sin recibir un gol. El domingo llega el Madrid a Nervión y el equipo hispalense le recibirá con los deberes europeos hechos. El Sevilla se soprepuso a un primer tiempo algo discreto para acabar ofreciendo sensaciones magníficas. Tuvo paciencia el cuadro andaluz para desarmar a un equipo con limitaciones, pero con la suficiente capacidad para colocarse bien atrás y dificultar el juego en estático de los sevillistas. La resistencia azerí acabó con el excelente golpeo de Chicharito después de una falta cometida sobre Munir. Fue el balón parado el que abrió el camino a los mejores momentos del Sevilla, absoluto dueño del encuentro desde ese momento. Con ventaja en el marcador, los espacios se abrieron a las maniobras de Óliver Torres y las carreras de Pozo. Curiosamente, el panorama se abrió cuando Jordán salió del campo y Vázquez retrasó su posición. Triunfo excelente del Sevilla, en definitiva, que asienta un buen inicio de temporada y una eficiente preparación del partido por parte de Lopetegui.

Le faltó al Sevilla un punto de intensidad para encarar un duelo que parecía molestar en vísperas del partido contra el Madrid. No es que el Sevilla no cuide su competición preferida, es que los equipos no suelen funcionar después de rotaciones masivas. Lopetegui cambió hasta a ocho jugadores con respecto al once que derrotó al Alavés en la Liga. El Sevilla dominó, sin duda, pero jugó andando, con una sinfonía de pases previsibles que apenas alteraron el sistema defensivo de un equipo inferior, como el Qarabag, pero competitivo. Chicharito sumó un conjunto de remates inservibles y nada más Munir fue capaz de generar una ocasión de peligro, bien resuelta por Begovic, ex del Chelsea. El Qarabag, al no encajar, se animó. Una falta al larguero de Jaime Romero fue el aviso más serio del líder de la Liga azerí. En el Sevilla, solo Pozo era capaz de cambiar de ritmo. Todo cambió en la segunda mitad. Los de Lopetegui tocaron y tocaron, sin perder la actitud, y encontraron su momento tras el golpeo de Chicharito. No hubo más pleito y sí paso a la calidad de los futbolistas del cuadro andaluz para certificar un triunfo de lo más solvente. Los que parecía desorden en el primer tiempo viró a veloces carreras en busca de la meta rival. Los goles convirtieron una arriesgada rotación en una soberbia decisión de Lopetegui. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información