Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atlético: João Félix y la incógnita de la solidez

El luso acapara los focos del equipo de Simeone, renovado y ya sin los referentes defensivos que marcaron una época

João Félix ensaya un remate durante un entrenamiento del Atlético. En vídeo. declaraciones de Diego Simeone.

Inflamado por una buena pretemporada y el impacto de João Félix, el Atlético de Madrid abre el telón este domingo (22.00. Movistar LaLiga) ante el Getafe con una parroquia entusiasmada por una individualidad prometedora. Un chico de 19 años que mediapuntea y golea sin haberle pesado en sus apariciones veraniegas los 126 millones de euros en los que fueron tasados el medio año que lleva como profesional. Sus ruletas en el primer bolo con el Numancia; el gol y su repertorio de pases en el 7-3 al Madrid; y cómo fulminó a la Juventus en dos remates ha instalado en el ambiente rojiblanco que su llegada rememora a la de Paulo Futre en 1987.

El fútbol del chaval tiene ese reclamo de los grandes capaz de alterar el orden de las motivaciones que arrastran a un aficionado a un estadio. Gran parte de la masa social que llenará el Metropolitano una noche veraniega de mitad de agosto antepondrá la ilusión de ver en directo por primera vez a la rutilante contratación. Primero João Félix y después el equipo. “No estoy preocupado con cargarle la mochila. Lo trato como un futbolista importante que tenemos y trato de sacar lo mejor de él para el equipo. Va mejorando en aspectos colectivos, sobre todo de trabajo”, advierte Diego Pablo Simeone. Los ensayos de la semana sitúan a João Félix como acompañante de Morata en ataque, en una posición más natural que cuando se ha visto desplazado al costado derecho.

João Felix es la bandera de una renovación que ha aireado el plantel. La competencia interna que el Cholo siempre señala como la base sobre la que el equipo debe basar su crecimiento estaba viciada. Como la gran mayoría de los entrenadores con los jugadores que les han encumbrado, tuvo reparos para acelerar el recambio. La jerarquía pesaba más que el rendimiento real. La lentitud de Godín ya dificultaba asumir el riesgo de adelantar la defensa. La épica de algunos de sus goles, disfrazaron su bajón defensivo por el incuestionable paso del tiempo. Tampoco Juanfran y Filipe Luis estaban ya para ser los laterales dominantes que eran de principio a fin de curso en sus mejores años.“La renovación y la transición que había que hacer de cambiar los laterales la necesitaba el equipo”, ejemplificó Simeone. Entre las atracciones de la noche también estarán el inglés Trippier y el brasileño Renan Lodi. Los dos han transmitido que con ellos vuelve a correr el aire fresco por las bandas.

En su primera comparecencia, el entrenador también trató un asunto que le preocupa. Con el desmantelamiento paulatino del armazón defensivo que comenzó con las marchas de Gabi y Tiago, las dudas emergen. Simeone quiere ver ya en competición cómo le responde el equipo en términos de solidez ante un conjunto de pelaje intenso y ordenado como es el Getafe. “Hubo un escenario, contra el Chivas, donde el equipo se puso fuerte a partir de una dificultad [la expulsión de Marcos Llorente en el minuto 24]”, recordó. “El equipo entendió cómo había que jugar ese partido cuando se quedó con uno menos. Fue un gran entrenamiento para los momentos difíciles que van a aparecer. Y los primeros 20 minutos ante el Juventus fueron complejos, pero el equipo respondió enseguida a lo que estaba sucediendo”, prosiguió en sus análisis el técnico. En su razonamiento, Simeone señaló a los que deben preservar los rasgos de aquel equipo que se blindaba y hacía del sufrimiento defensivo un arte que cegaba a los contrarios: “Los Giménez, los Koke, los Saúl, los Thomas son los que tienen que empezar a ocupar ese lugar que han dejado chicos históricos que han dado la vida por el Atlético y han sostenido al equipo en los momentos más difíciles”.

 

Thomas o Llorente

Es en el centro del campo donde Simeone parece albergar más dudas para cimentar la solidez de antaño. La figura de Llorente se ha rebajado un tanto tras la citada expulsión ante el Chivas. Y en el duelo con la Juventus fue al banquillo en el descanso para que entrara Thomas. Con uno u otro en el once, no parece haber opciones de inicio para el mexicano Herrera, que llegó con el cartel de ajustarse a las necesidades del libreto del técnico y no ha iniciado ninguno de los partidos de pretemporada en el once titular. Más allá de la rareza de la contratación de Saponjic, incluido de tapadillo en el pacto por el fichaje de João Félix, el mexicano destila ya el primer desencanto de un entrenador que inicia el curso entre las expectativas que genera la joven estrella y su preocupación por la solidez del bloque.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información