Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alex Márquez retrasa el salto a MotoGP

El líder de Moto2 paga la saturación de pilotos en la categoría reina y renueva un año más con su equipo

Alex Márquez, tras el GP de Austria. Ampliar foto
Alex Márquez, tras el GP de Austria. AFP

Alex Márquez se va a quedar otro año en Moto2 tras alargar su vínculo con el equipo Estrella Galicia-MarcVDS. El piloto y la escudería confirmaron mediante un comunicado la renovación del contrato para la temporada 2020, un acuerdo que termina de un plumazo con las especulaciones sobre el salto a MotoGP del pequeño de los Márquez. El corredor lidera la clasificación provisional del Mundial de Moto2 con 43 puntos de margen sobre Thomas Luthi y es el principal favorito para lograr el campeonato, un paso previo casi obligatorio antes de opositar a la categoría reina. Pero, ni en el caso que se termine adjudicando el título, Alex Márquez rodará a lomos de una MotoGP el año próximo. El piloto ha apuntado que prorrogando su presencia en la categoría intermedia pretende poner mejores cimientos en su formación: “Podré seguir, un año más, mejorando como piloto, subir mi nivel de pilotaje y prepararme para cumplir mi sueño de dar el salto a MotoGP”.

El futuro de Alex Márquez ha sido tema de debate en los boxes del Mundial, e incluso su hermano Marc, cinco veces campeón de MotoGP y líder destacado de la clasificación, había apuntado que para tener opciones reales de dar el salto, Alex debía antes ser campeón de Moto2. Pero, de momento, el encuentro de los dos Márquez en MotoGP tendrá que esperar. Alex manifestó recientemente en una entrevista a Motorsport que “ser el hermano de Marc perjudica más que beneficia”. Las declaraciones del piloto coincidían con las negociaciones para asegurarse una moto para la temporada que viene, y con las trabas que encontró para sellar un acuerdo con el equipo Petronas-Sprinta. Márquez y su representante, Emilio Alzamora, mantuvieron contactos con la estructura que patrocina la petrolera de Malasia para correr una temporada con su equipo de Moto2, con el compromiso, en 2021, de saltar al Yamaha-Petronas de MotoGP. En el equipo satélite de Yamaha militan ahora Fabio Quartararo y Franco Morbidelli, pero no es descabellado que el francés pase al equipo oficial en 2021, coincidiendo con la retirada de Valentino Rossi. La jugada a tres bandas quedó paralizada por la negativa de Yamaha a aceptar un compromiso por la incorporación de un piloto a un año y medio vista, y más si ese piloto se apellida Márquez.

La situación que vive Alex Márquez es un reflejo del atasco en los boxes de MotoGP, donde apenas hay motos libres. Solo la inesperada renuncia de Johann Zarco a seguir en el equipo oficial KTM y las sorpresivas declaraciones de Jack Miller, apuntando que el Pramac Ducati se resiste a renovarle el contrato y que Jorge Lorenzo pujaba por su puesto en el equipo, han zarandeado la parrilla. En el caso de KTM, Dani Pedrosa, probador de la marca, ha sonado como posible sustituto de Zarco, pero el piloto catalán, que se retiró en 2018, ha mostrado pocas ganas de volver a competir.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >