Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Habrá fútbol los viernes, pero no los lunes

El juez falla en el conflicto de la federación y LaLiga, y el campeonato comenzará el próximo 16 de agosto con el Athletic-Barcelona

futbol en la tele
Griezmann durante el Barcelona-Arsenal del trofeo Joan Gamper. REUTERS

Habrá fútbol los viernes, pero no los lunes. El magistrado titular de Juzgado de lo Mercantil n.º 2 de Madrid solo ha estimado parcialmente las medidas cautelares solicitadas por la LaLiga respecto de la resolución de la titular de Competición de la Federación Española de Fútbol en la que no se autorizaba la celebración de los partidos los viernes y los lunes. El juez también ha establecido una caución de 15 millones de euros a depositar por LaLiga, que anunció que recurrirá ante la Audiencia Provincial, para lo que tiene un plazo de 20 días.

Habrá fútbol los viernes, pero no los lunes

 “Siendo que la fijación de horarios pertenece a LaLiga, la RFEF no puede impedir su determinación, pero sí coordinación lo que significa, per se, que deben obtenerse acuerdos, y por otro lado LaLiga tampoco rechace o se oponga o no atienda de forma general las peticiones de la RFEF”, reza el auto. En su escrito, el juez vino a decir que para que se disputen partidos los lunes es necesario incluirlos en un convenio de coordinación entre las partes, similar al que estuvo en vigor hasta el pasado 30 de junio. El magistrado, sin embargo, aceptó los viernes al no haberse pronunciado contraria a ellos la Federación durante la negociación mantenida con LaLiga con la mediación del Consejo Superior de Deportes.

El campeonato de Primera División comenzará el viernes 16 de agosto con el encuentro Athletic-Barcelona (21.00), como había fijado LaLiga, pero los dos partidos programados para el lunes 19, el Mallorca-Eibar y el Betis-Valladolid, se han desplazado al sábado 17 y al domingo 18, respectivamente.

La medida del juez, revestida de cierto aire salomónico, es un duro golpe para los clubes y un triunfo para la Federación en la particular guerra que dirimen por cuál de las dos entidades tiene potestad para establecer los horarios. Desde la patronal se estima en unos 200 millones de euros las perdidas que puede acarrear la decisión tomada por el juez Andrés Sánchez Magro si se mantuviera cuando decida sobre el fondo de la cuestión.

LaLiga ha convocado una asamblea extraordinaria para el lunes. El planteamiento de un cierre patronal que ya propusieron algunos clubes la semana pasada está en el aire, pero algunos presidentes consultados no lo ven como una solución eficaz.

Los operadores televisivos perjudicados no se han manifestado públicamente, pero fuentes del sector aseguran que lo normal es que soliciten indemnizaciones a los clubes al no cumplirse las condiciones de explotación pactadas en las que se incluían partidos los lunes y los viernes.

En el comunicado en el que LaLiga mostró su desacuerdo con el auto judicial, esta se comprometió a “garantizar a los operadores de televisión, nacionales e internacionales, diez bandas horarias diferentes, sin solapar, en LaLiga Santander, consiguiendo con ello satisfacer a la mayoría de los aficionados nacionales e internacionales, los que acuden al estadio y los que pagan su abono a las diferentes plataformas televisivas”. Sin embargo, en las tres primeras jornadas se solaparán partidos. En la cuarta, establecida ayer por LaLiga, ya no se superponen al establecer el Mallorca-Athletic a las dos de la tarde.

Mientras que en LaLiga reinaba el desánimo, en la Federación la euforia se desató. El presidente, Luis Rubiales, convocó de urgencia a los medios en un céntrico hotel de Madrid. Allí, rodeado de parte de sus colaboradores, proclamó: “Es un día histórico. Se ha cumplido por el auto la posición de la Federación, se ha cumplido mi compromiso con las aficiones de desterrar los lunes de nuestro fútbol. Es bastante claro que el juez reconoce las competencias de la Federación, y por tanto, que esas competencias no son de LaLiga. Es necesario que la Federación autorice cualquier cambio”. Desde LaLiga consideran “populista” el discurso de Rubiales. “Es increíble que el presidente de la Federación se alegre de que a los clubes se nos perjudique económicamente”, se lamenta un presidente de un club. Alfredo Olivares, director de Competición del ente federativo fue más allá y avivó el fuego de la batalla entre Rubiales y el presidente de LaLiga: “El señor Tebas ha cubierto una etapa y no puede seguir ni un minuto más al frente de una institución como la liga nacional de fútbol profesional. Por todo ello, desde la Federación consideramos que la etapa de Tebas tiene que terminar”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información