Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Neymar quiere venir al Barça”

El club admite por primera vez en público, a través del vicepresidente Cardoner, el interés mutuo de la entidad y el jugador para que este regrese al Camp Nou

Neymar, hace un mes con la selección brasileña. En vídeo, declaraciones del jugador del Chelsea Pedro Rodríguez.

Hace dos meses no se contemplaba siquiera la opción de que volviera al Camp Nou. “Está imposible, parece que incluso se irá al Madrid”, se lamentaban desde el área deportiva del Barcelona. Una confusión nada extraña cuando se habla de Neymar (Mogi das Cruzes, Brasil; 27 años), futbolista que juega con los medios, clubes y rivales desde que se hiciera famoso en Brasil con una pelota entre los pies. Era, en cualquier caso, una resignación azulgrana porque desde el club nunca quisieron perderlo –el PSG pagó al contado los 222 millones de su cláusula de rescisión- y entendían que ya no podían competir con la cartera del jugador, que en París pasó a cobrar 30 millones netos por curso. Pero en un mes cambió todo y ahora en el Barça admiten que su regreso es algo más que un rumor. “Neymar quiere volver al Barcelona”, desveló Jordi Cardoner, vicepresidente primero azulgrana, en un acto donde presentaba los proyectos del área social de la entidad.

La relación de Neymar con el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, solo fue buena durante los primeros meses, cuando se le consentía todo al jugador, como discutir en público con Cavani sobre quién debía lanzar los penaltis. Caprichoso y poco entregado a la profesión, pues no son pocas las fiestas en las que se le ha visto de noche como en los cumpleaños de su hermana, la actitud de Neymar erosionó la relación con el mandatario, que hace poco advirtió a viva voz que se le habían acabado todos los privilegios. “Necesito que Neymar me demuestre que se quiere involucrar totalmente aquí. Él como los demás. Nadie le obligó a firmar. Nadie le empujó a hacerlo. Vino sabiendo perfectamente cuál era el proyecto”, expresó Al-Khelaifi a L’Equipe. Discurso que no digirió el brasileño y que aceleró su voluntad de marcharse del PSG, de regresar a la que cuenta, es su segunda casa.

La noticia, en cualquier caso, no parece alegrar a todos por igual. No hay nadie más contento que Messi y Luis Suárez, sus antiguos compinches en la delantera, que mantienen contacto diario a través de un grupo de WhatsApp y que dieron su parecer ante el presidente y el área deportiva, cuando les cuestionaron por la opción de fichar a Griezmann. Ellos preferían a su amigo, a un futbolista que ya conoce el fútbol azulgrana y los movimientos de sus delanteros. “Pero si traemos a los dos también sabemos que estarán más que contentos”, advierten desde el club, al tiempo que buscan fórmulas y malabares para cuadrar las cuentas, toda vez que la masa salarial del equipo está disparada. Se confía, en cualquier caso, en materializar las ventas pendientes, los jugadores que están cedidos y que no cuentan para Valverde.

Ocurre, sin embargo, que hay aficionados que no lo quieren ver ni en pintura porque el futbolista decidió abandonar el club con resentimiento, pues no aceptó que en su gran noche, precisamente una épica victoria ante el PSG (6-1), el protagonista fuera Messi porque lo festejo sobre una valla y con la afición. Decidió intentar dejar de ser el aprendiz de Leo para ser el rey del balón. Pero no se ha salido con la suya, superado incluso en el París por el joven e irreverente Mbappé. Y ahora mira al Barça y hasta ha filtrado que aceptaría rebajar su ficha. “Hay muchas cosas de su salida que no me gustaron, muchas cosas por solventar. Hay que cambiar los escenarios”, advirtió Cardoner, en referencia a los pleitos judiciales que hay entre el jugador y el club, pues el Barça le reclama 8,5 millones por incumplimiento de contrato y el delantero exige la segunda parte de la prima de renovación que, por contrato, le correspondía percibir cuando abandonó el club azulgrana. Pero desde el club ya saben que si Neymar vuelve, las denuncias desaparecen.

Antes de cerrar su intervención, Cardoner agregó. “No sabemos si llegará o no a buen puerto la operación, pero no me sorprende que quiera volver como también les pasó a Cesc o Piqué, por ejemplo”. Y añadió: “Pero no está fichado y no hemos hablado con él”. Frase que no se corresponde con la realidad porque el Barcelona sí lo ha hecho desde el área deportiva como también el presidente Josep Maria Bartomeu. Y por eso saben que Neymar quiere venir al Barça, que Messi lo pide desde la Copa América y que el fútbol del equipo también. Falta lo complicado, negociar con el PSG, club con el que apenas se entiende el Barça. Pero la voluntad, ya pública, es clara: el Barça y Neymar tienen una cita.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >