Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vilda y las jugadoras ‘celebran’ la derrota contra Alemania

"Ya estamos ahí, las hemos dominado e incluso sometido", dice el seleccionador

"Si te quedas con el resultado, te hundes; hemos competido", resume el grupo

alemania españa mundial
Marina Hegering (I) intenta robarle la pelota a Nahikari. Getty Images

El fútbol femenino español, a nivel absoluto por lo menos, ha pasado años de tanto sufrimiento y de tanta diferencia de nivel con respecto a las potencias mundiales que este miércoles, en Valenciennes, la derrota por 1-0 contra Alemania le pareció casi una victoria. Por haberle plantado cara a la dos veces campeona del mundo y ocho veces de Europa, por haberla arrinconado y presionado en su área, por haberla llevado al límite. “Vamos a seguir así, en esta línea, no puedes quedarte con el resultado porque si no te hundes, tienes que quedarte con la sensación del equipo, que hemos peleado hasta el final, que hemos dado la cara hasta el 96”, resumió Mapi León.

Pero las buenas sensaciones y la competitividad no puntúan. España está satisfecha por haber peleado contra Alemania, pero los tres puntos se los llevaron las germanas —aprovechando un error defensivo de Marta Torrejón—, que lideran el grupo con dos victorias en dos partidos. Saben ser efectivas incluso en el momento de transición que vive su selección y su fútbol.

“Se juega para ganar los partidos, pero lo que España ha mostrado en el campo hoy nos refuerza. Salimos fortalecidos aunque haya sido una derrota. Los errores en estos partidos te penalizan”, explicó Jorge Vilda. ¿Están más cerca de la élite?, le preguntaron recordándole que antes del Mundial, precisamente, pedía calma y paciencia porque a España todavía le faltaba un poco para acercarse a las mejores. “Hoy hemos dado un paso más, ya estamos ahí, se ha demostrado que estamos ahí y que este es el camino… intentamos mejorar. Lo que tengo que pedir es calma, que esto llegará”, respondió. ¿No está enfadado por no haber podido ganar pese a haber competido?, le cuestionaron de nuevo, al celebrar como victoria una derrota. “Tengo cierto enfado, sí, nos merecíamos conseguir algo más. Por dentro estoy fastidiado, pero también tranquilo, porque lo han dado todo, porque el planteamiento se ha plasmado en el terreno de juego”, respondió.

“Lo hemos hecho todo hoy, hemos sido capaces de anular a la selección que es la número dos del ránking mundial. La hemos conseguido dominar e incluso someter a ratos. Me quedo con cómo ha acabado el equipo en la segunda parte”, prosiguió el seleccionador. Los fallos delante de la portería y un error atrás condenaron a España, que había buscado el planteamiento correcto para desdibujar a Alemania: presión alta y pases al hueco para buscar la velocidad de Nahikari.

Las dudas de Torrejón

“Pasaré unas horas o un día rallada…”, confesó la delantera de la Real Sociedad en las entrañas del Stade du Hainaut sin pasar todavía por la ducha y con el partido y las jugadas clave en caliente en su cabeza. Le preguntaron cuántas vueltas le dará vueltas a las dos ocasiones que tuvo delante de la portería —se plantó en el área sola dos veces tras un pase al hueco de Torrecilla y otro de Jenni Hermoso— en los primeros 13 minutos. “Da rabia fallar, verte delante de la portería y no poder enchufarlas. Me he visto en otras peores, esto no me va a impedir levantarme, pero me da rabia que no haya entrado el balón en un día en el que el equipo ha jugado de forma tan completa”, prosiguió Nahikari.

De errores defensivos hablaba Vilda en una entrevista con este periódico antes de poner rumbo al Mundial cuando se le preguntó por los defectos a corregir de esta selección. “Somos un equipo que juega en campo contrario y nuestra defensa está a 50 metros de nuestra portería y cualquier pérdida puede ocasionar una transición. Lo hemos vivido tantas veces eso de tener la posesión, de tener todas las ocasiones del mundo para ganar un partido y en una o dos que tiene el equipo contrario, te hacen gol. Tenemos que ser fuertes defendiendo y estar muy pendientes de las transiciones defensivas”, decía. El gol de Alemania llegó de un robo de las germanas en su área. Trenzó hasta superar el centro del campo; centró Huth desde la derecha, remató de cabeza Popp, despejó sin blocar Sandra Paños y Marta Torrejón, con ventaja sobre el balón y la rival, titubeó. Se lo birló Daebritz, pilla.

“Marta se esperaba que la sacara yo y yo me esperaba que la sacara ella. Y ha llegado Daebritz, la más lista, y la ha metido para dentro”, explicó Sandra Paños al final del partido. A Torrejón le preguntaron si estaba esperando a que alguien le gritara dónde tenía a Daebritz. “No, no, sabía dónde estaba. Ha sido una duda de si Paños conseguía levantarse y coger ese balón... y al final las dudas te llevan a equivocarte y a no reaccionar. Ha sido una pena, lo corregiremos”, resumió la capitana.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >