Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

US Open: cuando un ‘extraterrestre’ Tiger Woods ganó por 15 golpes

Koepka busca su tercera victoria seguida en el grande que comienza este jueves en Pebble Beach, sede de la hazaña del Tigre en el año 2000

Tiger, en Pebble Beach.
Tiger, en Pebble Beach. AFP

Brooks Koepka ganó el US Open de 2017. Y el de 2018. Ganó el PGA del curso pasado. Y el de este. Brooks Koepka, que tiene 29 años, ha ganado cuatro de los ocho últimos torneos del Grand Slam que ha jugado, convertido en Míster major, el señor de los grandes. Koepka es el hombre al que todos miran en la 119ª edición del Open de Estados Unidos que arranca este jueves en Pebble Beach (California). Y en la que busca un registro único: nadie en el golf moderno ha enlazado tres victorias seguidas en este campeonato, y para encontrar algo similar hay que remontarse a la prehistoria del golf, cuando el escocés Willie Anderson venció en 1903, 1904 y 1905. Los antecedentes en otros grandes también hablan de una hazaña casi imposible en el juego hipercompetitivo de hoy.

Y sin embargo, Koepka no aparece en el vídeo promocional que del torneo ha hecho la cadena FOX, dueña de los derechos televisivos. Y claro, se ha mosqueado. “No daba crédito. Vi el vídeo para comprobarlo y me quedé en estado de shock. ¿De verdad que con un año para hacerlo se pueden olvidar del que ha ganado los dos últimos años? No lo entiendo. Esto debería acabar con el despido de alguien”, soltó el actual número uno mundial, trono que pone en juego con Dustin Johnson como único con opciones de quitárselo.

De quien no se olvidan ni por asomo en Pebble Beach es de Tiger Woods. Su exhibición en este campo en el año 2000 todavía retumba como una de las mayores demostraciones de superioridad jamás vistas. Tiger atrapó su tercer grande con 12 golpes bajo par, ¡15! de ventaja sobre Ernie Els y Miguel Ángel Jiménez (+3), la mayor renta de un ganador del Grand Slam en toda la historia, superando marcas del siglo pasado. “Aún me acuerdo de la mayoría de golpes que di esta semana”, recuerda ahora Tiger, renacido a los 43 años en el pasado Masters de Augusta, su 16º grande, a dos de Jack Nicklaus. Esa es la otra batalla por la historia que acoge estos días el US Open. Aunque Tiger mira a largo plazo. “Si mejoro físicamente como en los dos últimos años, digamos que puedo jugar 10 años más. Eso son 40 grandes. Muchos. Si estoy bien físicamente, y con la ayuda de entrenadores y fisios, y buenos entrenamientos, puedo hacer que pase”.

Jon Rahm tenía cinco años cuando Tiger se vistió de extraterrestre en 2000 en el que fue el primero de cuatro grandes seguidos. Hoy, con 24, el vasco ha pasado de ver como un admirador el vídeo resumen de la machada del Tigre a compartir cartel con él. En California, además, se siente como en casa porque el clima y los campos le recuerdan a aquellos en los que se forjó como jugador en el País Vasco. En este estado de la costa oeste de EEUU es donde ha conseguido sus dos victorias en el circuito americano (Farmers Insurance y Carreer Builder), y también se siente más cómodo en estos greens de poa, una hierba más rápida que la bermuda. El US Open, pese a todo, es terreno trampa: calles estrechas y rough que penaliza una mala salida desde el tee. Como en el pasado PGA. Terreno Koepka.

Rahm se entrenó el martes con Phil Mickelson, a quien persigue la maldición del US Open. Ha sido seis veces segundo en este grande, el único que le falta para completar el Grand Slam después de tres victorias en el Masters, un Open Británico y un PGA. Si lo lograse, haría doble bingo al convertirse en el vencedor de más edad de un grande (curiosamente este mismo domingo cumple 49 años).

Otra cuenta pendiente tiene Sergio García (Rafa Cabrera Bello y Adri Arnaus completan con Rahm el cuarteto español en Pebble Beach) después de no pasar el corte en los siete últimos grandes, desde el Open Británico de 2017.

Unos lucharán por la gloria en este US Open, otros por sobrevivir.

Emparejamientos de la primera jornada (nueve horas más en España).

Tv: Movistar Golf. Jueves 13 y viernes 14, de 21.00 a 04.00 (previa desde las 20.30h). Sábado 15 y domingo 16, de 20.30h a 04.00 (previa desde las 20.00h).

Las mejores rachas en los grandes

Willie Anderson ha sido el único golfista que ha ganado tres ediciones seguidas del US Open, en 1903, 1904 y 1905, hito al que ahora aspira Brooks Koepka.

En el Open Británico, el escocés Tom Morris sumó cuatro victorias consecutivas, entre 1867 y 1870, y sus compatriotras Jamie Anderson y Bob Ferguson lograron tres cada uno entre 1877 y 1879, y entre 1880 y 1882, respectivamente. El australiano Peter Thompson enlazó otras tres entre 1954 y 1956.

En el Campeonato de la PGA, Walter Hagen fue el dueño y señor en cuatro ediciones seguidas, entre 1924 y 1927.

Nadie ha conseguido más de dos victorias seguidas en el Masters de Augusta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >