Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Djokovic: “Mi confianza es más grande que mis dudas”

El número uno celebra su segundo título del año mientras su rival, Stefanos Tsitsipas, incide en el factor físico

Djokovic, durante la final contra Tsitsipas en Madrid.
Djokovic, durante la final contra Tsitsipas en Madrid. AFP

Pasadas las 22.00, poco después de recibir de manos de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el trofeo Ion Tiriac que le acreditaba como ganador por tercera vez en su carrera del Mutua Madrid Open, un sonriente Novak Djokovic tomó la palabra para valorar su victoria en la capital de España. “Después de Australia no estaba mostrando mi mejor nivel de juego y confianza. Estaba cerca pero no llegaba. Es muy importante ganar aquí, en uno de los torneos más grandes del mundo”, aseguró el número uno, que tras caer en la segunda ronda el año pasado se quitó la espina en esta última edición, en la que el torneo registró un récord de asistencia: 278.110 espectadores.

“Esta semana he jugado uno de mis mejores torneos, no he cedido un solo set y me da mucha confianza para Roma y por supuesto Roland Garros”, recalcó Djokovic. Aun así, y a pesar de no haber ganado nada desde que ganara en Australia en enero, aseguró que nunca ha dejado de creer en sus posibilidades. “La confianza que tengo en mí y en mi calidad es más grande que mis dudas”, zanjó rotundamente.

Tras su brillante victoria en Madrid, las miradas apuntan ya a un posible cruce con Nadal en Roland Garros. “Si ese duelo llega en París, será en la final, por lo hay mucho camino que recorrer y pueden pasar muchas cosas”, dijo Djokovic antes de recordar la dificultad de la empresa. “Solo ha perdido dos veces en Roland Garros. Eso habla de lo difícil que es. Sería mi último gran desafío. Espero que si pasa, pueda dar lo mejor de mí”, deseó.

Por su parte, Stefanos Tsitsipas reconoció la superioridad del campeón. “No pude hacer mucho. Él jugó increíble y mereció la victoria”, dijo. El griego, que pasará a ocupar el puesto número siete del mundo a partir de hoy, explicó que la acumulación de partidos durante la semana le había jugada una mala pasada a la hora de enfrentarse a Djokovic. “Sentí la fatiga. No solo en las piernas, sino en todo el cuerpo”, explicó. “Estoy feliz con mi actuación, pero a la vez estoy vacío. No decepcionado, eso un poco, pero vacío porque estoy muy cansado”.

El griego, que tras derrotar el sábado a Nadal ya sabe lo que es ganar a los tres grandes del tenis, apuntó a su próximo objetivo: imponerse a dos a dos de ellos en un mismo torneo. “Uno de mis sueños y objetivos es ser regular y consistente en todos los torneos que juegue”, explicó. “Es un reto muy duro. Para batir a estos chicos [en referencia a Nadal, Djokovic y Federer] tienes que dar tu máximo. Quizás es el reto más duro, enfrentarte a varios de ellos de forma seguida, así que es parte del plan: ser más profesional y mejorar físicamente para acercarme a ellos”, concluyó Tsitsipas, que a sus 20 años ya se codea con los mejores del circuito y dejó una inmejorable sensación entre el público madrileño, que despidió con una cálida ovación a un potencial ganador para el futuro.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información