Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “Se ha perdido confianza, pero debemos dar un poco más”

El técnico del Real Madrid hace poca autocrítica pese al flojo partido de los suyos

Valverde pugna con Eraso.
Valverde pugna con Eraso. EFE

Si esto era un examen de Zidane, no pareció que los jugadores del Real Madrid hubiesen estudiado mucho. El de este lunes en Butarque fue uno más de los partidos insulsos e intrascendentes que le quedan al equipo blanco. La imagen dada ante el Leganés no fue buena, pero hasta el propio técnico francés parece resignado a esperar el final de la Liga sin más. “Lo que tenemos que hacer es intentar jugar mejor, debemos jugar mejor”, fue la mayor crítica que realizó Zidane tras el encuentro. Asumió el entrenador blanco que “la primera parte no fue buena”, aunque “luego se mejoró”.

No tenía muchas ganas de hablar ZZ, sabe que le quedan seis partidos, seis trámites para acabar la peor temporada en muchos años. “Entiendo que los jugadores han perdido confianza porque el año ha sido duro, pero todos tenemos que dar un poco más”.

El mejor de los madridistas fue otra vez Benzema. En esa primera parte para olvidar el delantero francés fue lo único salvable del Madrid. “Está haciendo una muy buena temporada, pero sobre todo lo que ha cambiado ha sido el nivel de goles. Él sigue siendo el mismo, siempre ha demostrado personalidad”, dijo Zidane sobre su compatriota.

Si lo que queda de temporada es un casting para ver quién se queda o quién se va, el partido de Leganés no va a hacer gran favor a nadie. Marcelo alternó sus habituales lapsus defensivos con destellos de clase. Cuando Lucas Vázquez entró a falta de 15 minutos, Zidane lo mandó a la banda izquierda, parecía que para que ayudase a Marcelo en defensa, aunque el técnico lo desmintió. “Fue para ganar el partido, sin más”.

Otro de los examinados, Isco, se mostró móvil y participativo, aunque su producción fue prácticamente nula. “Hizo un buen partido, le vi bien. Puede que en la izquierda no sea su mejor puesto, pero lo necesitábamos ahí”, analizó Zidane. El que ni siquiera participó de inicio fue Gareth Bale. Al galés se le vio calentar con poco ánimo junto a Pintus antes de que su entrenador le llamase para jugar los últimos 10 minutos. “No me sobra”, contestó rotundo el técnico del Madrid cuando se le preguntó si le molestaba que Bale estuviese en la plantilla. “Es un jugador importante, ha jugado tres partidos de titular de cuatro desde que estoy aquí. Ha jugado poco tiempo y es complicado para él”.

Mientras, Carvajal volvió al once titular después de haberlo hecho por última vez el 2 de marzo. Con peso el vestuario, manifestó: “No creo que haya que hacer una revolución. Los últimos años ha habido pocos cambios y hemos sido campeones de Europa mil días, pero si el club cree que tiene que venir alguien de fuera, que sea para ayudarnos”.

El quinto test de Zidane acabó sin resultados concluyentes. Pocas conclusiones podrá sacar el entrenador del bodrio de Butarque, jugado en una noche en la que el mundo miraba a París. “No deseo que pase eso en ninguna parte del mundo. No he podido saber mucho, pero espero que no haya víctimas”, apuntó Zidane, ilustre francés, sobre la tragedia de Notre Dame.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >