Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España cae ante una de sus bestias negras (2-1)

Inglaterra, tercera en el ránking FIFA, derrota en un amistoso preparatorio para el Mundial de Francia a la selección de Jorge Vilda

Amanda Sampedro disputa un balón con Jade Moore durante el amistoso entre Inglaterra y España.
Amanda Sampedro disputa un balón con Jade Moore durante el amistoso entre Inglaterra y España. Getty Images

España volvió a tropezar este martes con una de sus bestias negras. El combinado dirigido por Jorge Vilda se enfrentó en un nuevo amistoso preparatorio para el Mundial de Francia a Inglaterra, la selección con la que más veces se ha visto las caras en su historia, en 13 ocasiones, con un bagaje de tan solo dos victorias y seis derrotas. Ante las pross, España no pudo confirmar las buenas sensaciones que transmitió en su último partido contra Brasil y cayó (2-1) contra la selección entrenada por Phill Neville, que ocupa actualmente el puesto número tres del ránking FIFA (España es la 13ª) y es una de las grandes favoritas para la próxima cita mundialista. 

INGLATERRA, 2 - ESPAÑA, 1

Inglaterra: Ellie Reobuck (Earps, m. 45); Rachel Daly, Leah Williamson, Millie Bright, Alex Greenwood; Jade Moore, Jill Scott, Georgia Stanway; Toni Duggan (Ubogagu, m. 53), Beth Mead y Ellen White. No utilizadas: Bardsley, Bonner, Stokes, Walsh, Staniforth, Carney, Parris y Taylor.

España: Paños; Corredera, Pereira (Ivana, m. 52), Paredes, Mapi León (Leila, m. 52) ; Losada (Ángela Sosa, m. 78), Meseguer (Torrecilla, m. 38), Amanda (Aitana Bonmati, m. 62) , Putellas; Jenni y Caldentey. No utilizadas: Quiñones, Serrat, Ivana, Celia, Irene, Bárbara, Torrecilla, Torrejón, Leila, Olga y Esther.

Goles: 1-0. M. 38. Mead. 2-0. M. 45, White. 2-1. M. 67, Aitana Bonmati.

Estadio de Check County Ground. Unos 11.000 espectadores.

Apostó Vilda por repetir el once titular empleado contra Brasil con una única novedad, la inclusión de Marta Corredera en el lateral izquierdo en lugar de la capitana Marta Torrejón. España salió al campo con la misma intención que en el partido contra la Canarinha, dispuesta a adueñarse de la posesión del esférico. Durante los primeros compases ahogó a una Inglaterra imprecisa, forzando varios saques de esquina pero sin obligar a intervenir a la cancerbera inglesa.

Con el paso de los minutos Inglaterra se desperezó y empezó a mostrar el juego que le ha llevado a situarse entre las favoritas para ganar el Mundial. Fruto de esa mejora llegaron sus mejores oportunidades en el encuentro. A punto estuvo Mead de estrenar el marcador a la media hora de juego, en la que fue la primera acción de peligro del partido. Recortó la delantera del Arsenal a Pereira tras un buen balón filtrado y chutó buscando el palo largo de la portería defendida por Sandra Paños. Pero cuando el gol pareció cantado, la meta alicantina lo evitó con una gran estirada. No perdonó sin embargo a la segunda la delantera, que al filo del descanso y tras una buena jugada colectiva tan solo tuvo que remachar a placer un balón atrás de Ellen White para adelantar a la selección de Phil Neville.

Ni un minuto hubo que aguardar para que Inglaterra dejara prácticamente sentenciado el encuentro tras la reanudación. En esta ocasión fue White la encargada de aprovechar el desconcierto en la zaga española y superar a Paños tras un buen pase entre líneas de Scott, poniendo las cosas muy cuesta arriba para España.

MÁS INFORMACIÓN

El golpe reactivó a España, que ya con nada que perder dio un paso hacia adelante y empezó a asumir riesgos en busca de la remontada. Los cambios de Vilda funcionaron y, mediada la segunda mitad, la selección encontró el premio tras una genialidad de Caldentey en línea de fondo. Aitana Bonmatí, sola dentro del área pequeña, aprovechó el regalo de su compañera y recortó distancias, volviendo a meter a las españolas en el partido

Con el tanto llegaron los mejores minutos de España, que en el arreón final acaricio el empate en varias ocasiones. Hasta el último instante pudieron lograrlo las de Vilda. Ya en el tiempo de añadido, Aitana Bonmatí marró cuando, con todo a favor después de un error de Earps, la portera de Inglaterra, su disparo no encontró portería. Fue la última opción de una selección que, a pesar de la derrota, volvió a dar la cara y a demostrar que está preparada para afrontar el Mundial.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información