Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empate loco entre Levante y Huesca

Ambos clubes demostraron su vocación ofensiva pero el resultado no les permite abandonar sus propias agonías

levante huesca
Moses disputa el balón con el Cucho Hernández. EFE

Otro partido loco en el barrio de Orriols. Levante y Huesca, dos pequeños que no saben defender, jugaron a lo grande con vocación ofensiva, olvidando sus angustias, y empataron a dos. El marcador ata con cadenas a los de la cruz de San Jorge a la última plaza y le sirve de poco a los granota, que no se despegan de la zona de descenso.

Levante
LEV
2
-
2
HUE
Huesca
Levante
Aitor, Postigo (Chema, min. 13), Róber, Coke, Rochina (Mayoral, min. 78), Enis Bardhi, Luna, Simon Moses Daddy (Jason, min. 67), Campaña, Morales y Roger.
Huesca
Santamaría, Javi Galán, Pulido, Adrián Diéguez, Mantovani, Yangel Herrera (Juanpi, min. 57), Moi Gómez, Cristian Rivera, Cucho Hernández (Ferreiro, min. 45), Enric Gallego y Chimy (Gonzalo Melero, min. 87).
Goles
1-0 min. 18: Roger . 1-1 min. 62: Enric Gallego . 2-1 min. 64: Morales (p). 2-2 min. 68: Chimy .
Árbitro
Carlos del Cerro Grande
Roger (min. 57), Adrián Diéguez (min. 75), Cucho Hernández (min. 39), Chimy (min. 82), Juanpi (min. 90) y Chema (min. 35).
Estadio:Ciutat de Valencia

El inicio anticipaba goles. Y así fue. En el tramo final del campeonato lo del Ciutat de València era un duelo crepuscular. Uno entre dos equipos con la soga al cuello. El Levante, con dos puntos de los últimos 18 jugados, no ganaba en casa desde la jornada 20. Su colchón de puntos sobre el descenso se había reducido a tres. Para el Huesca, colista de LaLiga con 23 puntos, el partido era más comprometido. La trascendencia del duelo era tremenda. Por eso sorprendió el juego de ambos equipos. En un partido donde los nervios generalmente encogen el fútbol, Levante y Huesca jugaron sin frenos. Ida y vuelta y verticalidad entre los dos equipos más goleados de primera división. Con miedo a perder, ambos equipos, en cambio, jugaron a ganar.

En el feudo granota se suelen ver buenos goles. Como el primero de Roger. José Luis Morales, el Comandante, uno de los jugadores más infravalorados del campeonato se inventó una jugada maravillosa. Se juntaron en la derecha para generar superioridad Campaña, Coke y Moses Simon. El nigeriano lanzó sobre Morales, que, por sorpresa, apareció en el costado derecho pegado a la línea de fondo, por donde se deslizó en dirección a la portería de Roberto Santamaría. Morales se zafó de Diéguez, levantó la cabeza y vio la entrada de Roger en el segundo palo. Entonces le tiró un caño a Mantovani y la asistencia la aprovechó el Pistolero para marcar su decimosegundo gol en el campeonato. Roger ya había amenazado a los cuatro minutos al meta oscense, que detuvo con problemas.

Tras el tanto, Morales se quedó instalado en la derecha y Moses Simon se marchó a la izquierda. Fue otra modificación táctica de Paco López que, con las bajas de Vezo y Cabaco, abandonó el sistema de tres centrales y volvió a la defensa de cuatro. En el Huesca, Francisco salió con un 4-3-3 para morder arriba con Cucho Hernández, Chimy Ávila y Enric Gallego.

Máximo goleador todavía de la segunda división con 15 goles en 19 partidos y una amenaza permanente desde que irrumpió en primera procedente del Extremadura, Enric Gallego empató de cabeza, convirtiendo su cuarto gol en la máxima categoría, al rematar una falta.

El partido, algo habitual en el Ciutat, enloqueció. Campaña filtró un pase a Morales al que derribó Mantovani en el área. El penalti lo transformó el Comandante dando ventaja a los locales pero el Huesca en otra falta volvió a golpear y el Chimy anotó el empate. Tres goles en siete minutos en un final vibrante que contó con dos ocasiones más para el Huesca. Enric Gallego cabeceó al palo y un tirazo de Juanpi lo rechazó Aitor.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >