Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DE TÚ A TÚ OPINIÓN i

Semana de Champions... ¡femenina!

El Barça vuelve a las semifinales y luchará contra el Bayern para poder estar por primera vez en la final. Histórico y necesario para demostrar que el fútbol femenino español ya está entre los grandes

Las jugadoras del Barça celebran el pase a semifinales
Las jugadoras del Barça celebran el pase a semifinales EP

El Barça vuelve a las semifinales y luchará contra el Bayern para poder estar por primera vez en la final de la Champions. Histórico y necesario para demostrar que el fútbol femenino español ya está entre los grandes. Se espera una eliminatoria abierta e igualada entre dos clubes que en los últimos años han empujado a su sección femenina a lo más alto. El Lyon, como siempre el claro favorito al título, volvió a ser la bestia negra de un Wolfsburgo, que se apaga, como el fútbol alemán, y que necesitará reinventarse si quiere seguir siendo uno de los grandes, porque el poderío físico dejó de ser lo más determinante y ahora en este fútbol moderno, también en el femenino, el balón y la toma de decisiones son los protagonistas. Premio también para el fútbol inglés con la presencia del Chelsea entre los cuatro mejores, después de eliminar al PSG con un gol en el descuento. Un final cruel para un equipo poderoso y para un club que parece gafado en esta competición europea.

España es respetada... por su fútbol. No sé si en España somos realmente conscientes del respeto futbolístico que tenemos a nivel internacional (hace no mucho no era así), yo lo confirmo en cada país en el que juego. Después de un mes en EE UU siguiendo la MLS y otras ligas americanas, te encuentras con multitud de técnicos y jugadores, españoles o latinos, muy respetados en estas tierras y apenas conocidos en nuestro país o en Europa. Está claro que el nivel no es el mismo pero que sean apreciados aquí es algo a tener en cuenta y que explica el por qué cada vez más jugadores buscan jugar y vivir en el extranjero. China, EE UU, Tailandia, Japón... intentan introducir los fundamentos del juego a través de extranjeros pero la verdadera barrera para el progreso es la falta de cultura por este deporte. Día sí y día también enciendo mi televisión en Salt Lake City y me canso de ver NBA, torneos universitarios, pruebas y entrenamientos de American Football... con estadios llenos, atención mediática y comentaristas especializados. En cuanto al soccer, poco y no de calidad, además de comentado y explicado por gente que desconoce el juego y no ayuda para nada a la hora de difundirlo. Esto me recuerda a algunos de nuestros programas estrella en España o crónicas de partidos en periódicos donde lo importante es ocupar espacio independientemente del contenido. Tendencia que parece en auge por cierto, lo digo por las últimas ideas de FIFA y UEFA... esperemos que el cuánto más mejor deje pronto de estar en vigor o el fútbol dejará de tener el mismo valor.

El miedo a lesionarse. En nada llega abril con todo por jugar y por decidir. Los meses de trabajo, los altos y bajos en el juego, el encontrarse y reconocerse como equipo... todo eso ha pasado y ahora llega el momento de la clarividencia táctica y las no lesiones. Por un lado se verá quien tiene claro su modelo de juego y sus fortalezas, no tener dudas y tener soluciones para lo que haya que afrontar es la gran clave pero en el otro lado tenemos el cómo llegar a esta parte decisiva a nivel individual. Evidentemente, no hablo de picos de forma, quizás algunos sigan pensando que existen (algunos incluso los buscarán), hablo de la mucha o poca suerte que tengas para no lesionarte. Y hablo de suerte porque hay lesiones evitables pero otras son totalmente fortuitas. Nadie quiere perderse lo que viene, más que nada por egoísmo, quieres estar, es lo bueno. Pero los de fuera tampoco queremos que nadie se lo pierda, en este caso por justicia y por espectáculo. ¿Entrenamientos a medias?, ¿descanso en algunos partidos?, ¿grada o no viajar? Si eres una de las estrellas del equipo quizás sí pero, ¿y si eres uno más? Quizás este sea un buen momento para los psicólogos y coaches deportivos que poco a poco se abren paso entre entrenadores, asistentes, analistas y demás familia. Porque si buscamos la excelencia y la mejora en la élite, todos los detalles son importantes, la salud y la calma mental es sin duda un aspecto a tener en cuenta. Somos personas y no máquinas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información