Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSG, sin sanción por presunto dopaje financiero

El Tribunal de Arbitraje Deportivo dictamina que la reapertura del caso del club parisino

por parte de la UEFA se realizó fuera de plazo

Neymar celebra junto a Mbappe un gol del PSG.
Neymar celebra junto a Mbappe un gol del PSG. REUTERS

El París Saint Germain no será sancionado por haber vulnerado supuestamente el control económico al que la UEFA somete a los clubes europeos. Sobre el club parisino recaían indicios de dopaje financiero por justificar ingresos de patrocinio, en el periodo 2015-17, a través de Qatar Turismo que podrían vulnerar las leyes de competencia de la Unión Europea al estar fuera de mercado. Las pesquisas apuntaban a lo que los técnicos denominan la formación de un club-Estado. Bajo ese supuesto paraguas, el PSG habría podido armar un equipo plagado de estrellas a golpe de talonario.

El caso fue cerrado en primera instancia por la Cámara de Investigación de la UEFA el pasado 13 de junio al concluir que no había motivos para pensar en el PSG como un club-Estado. El panel de investigación afirmó no haber detectado contratos de patrocinio hinchado y se limitó a obligar al PSG a vender jugadores antes del 30 junio por valor de 60 millones. También advirtió a la entidad parisina con una monitorización futura de sus cuentas.

Tras ese primer dictamen, la Cámara de Adjudicatura reabrió en segunda instancia el caso apenas tres semanas más tarde en medio de una gran polémica interna en la UEFA ante las posiciones enfrentadas de los dos paneles que deben velar por el cumplimiento del denominado juego limpio financiero. El de adjudicatura presidido por José da Cuña, ex fiscal general de Portugal, detectó irregularidades en la justificación del panel de investigación para no sancionar al PSG.

La reapertura del expediente, que nunca fue bien vista por el presidente, el esloveno Alexander Ceferin, fue recurrida por el PSG ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana (TAS) el pasado mes de octubre. El citado tribunal dictaminó ayer que el caso no puede retomarse al haber sido incumplidos los plazos establecidos para ello. Con esta resolución, la UEFA ya no puede continuar con la investigación y el PSG podrá competir en Europa la próxima temporada.

Que un asunto de esa dimensión y trascendencia no se investigue hasta sus últimas consecuencias por un mero defecto de forma pone en solfa la credibilidad del sistema de control económico de la UEFA. El propio procedimiento ante el TAS ha dejado detalles formales que han chirriado. El primero de ellos es que el TAS, a petición del PSG y sorprendentemente de la UEFA, determinara que el procedimiento se desarrollase bajo el principio de confidencialidad. Otro hecho extraño, por lo inusual ante un caso de tal envergadura, es que no haya habido audiencias en el TAS y todo se haya resuelto con los escritos enviados por las partes.

De fondo, siempre ha estado presente el posible conflicto de intereses de la UEFA por sus relaciones comerciales con Qatar. El canal Al Jazeera —presidido por el máximo mandatario del PSG, Nasser Al-Khelaifi— es la matriz de Bein Sports, plataforma que posee los derechos de retransmisión de la Liga de Campeones.

Al-Khelaifi ha sido elegido recientemente como miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA en representación de la Asociación de Clubes Europeos (ECA).

Dudas en los fichajes de Neymar y Mbappé

Los fichajes de Neymar Junior (222 millones de euros), procedente del Barcelona, y de Kylian Mbappé (180), traspasado por el Mónaco, ambos en el verano de 2017 acrecentaron aún más las dudas que generaban las cuentas del París Saint Germain, que ya estaba siendo investigado. Los grandes clubes europeos cuestionaron esos fuertes desembolsos que consideraron una amenaza. También el presidente de LaLiga, Javier Tebas, anunció estar dispuesto a acudir a los tribunales europeos al considerar que la entidad parisina vulneraba las leyes de competencia.

Ante el clamor de las grandes potencias futbolísticas europeas, la Cámara de Investigación de la UEFA decidió abrir las pesquisas. “La investigación se centrará en la conformidad del club con el requisito de equilibrio, especialmente a la luz de su reciente actividad de traspasos”, expresaba por entonces la UEFA en un comunicado. Dos años después no se conoce una resolución sobre ambos traspasos, que supuestamente pudieron ser financiados gracias a los contratos de patrocinio con Qatar cuestionados. Ya no hay tiempo material para que el PSG sea sancionado con vistas a la próxima temporada por este motivo.

Por otra parte, los comités ejecutivos de la UEFA y de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) se reunieron ayer en Nyon. En un comunicado, el organismo que rige el fútbol europeo explicó que se trató de “una sesión informal de intercambio de ideas y puntos de vista sobre las competiciones de clubes a partir de 2024”. “Se trata de la primera de una serie de reuniones entre las partes interesadas en los próximos meses con el fin de permitir una consulta detallada y adecuada con el objetivo de elaborar propuestas concretas que puedan ser debidamente consideradas y analizadas antes de tomar cualquier decisión”, agregó la UEFA.

La intención de la ECA y de la UEFA es establecer un formato de Champions que los críticos observan como el intento de crear una Liga europea camuflada. Este nuevo modelo de competición sería prácticamente cerrado. Encima de la mesa también está la intención de que se disputen partidos los fines de semana, ocupando el calendario de las competiciones domesticas. Este es otro gran frente abierto por la UEFA al considerar las ligas que el modelo puede debilitarlas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información