Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA cierra sin sanción la investigación sobre las finanzas del PSG

El procedimiento se abrió por los fichajes el verano pasado de Neymar y a Mbappé que supusieron una inversión de más de 400 millones de euros

Al-Khelaifi dueño del PSG
Al-Khelaifi dueño del PSG afp

La UEFA ha anunciado este miércoles que cierra la investigación que tenía en marcha sobre las finanzas del PSG después de que el club parisino incorporara el verano pasado a Neymar y a Mbappé sin ninguna sanción por las presuntas infracciones del juego limpio financiero.

La Comisión de Control Financiero de la UEFA analizó los ejercicios contables de 2015, 2016 y 2017, y en particular "el impacto financiero (en 2018) de las transferencias del verano 2017", que supusieron una inversión de más de 400 millones de euros.

La inversión en fichajes del verano de 2017, cuando el PSG superó los 400 millones de euros para asegurar las contrataciones de Neymar Júnior y Kylian Mbappé, fue la operación combinada más agresiva en la historia del mercado del fútbol. Según fuentes de la UEFA, en agosto de 2017 tanto el Real Madrid como el Bayern solicitaron al Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB), el órgano de control económico, que buscara elementos para sancionar al PSG en la creencia de que incumplía ampliamente con las reglas del fair play financiero. Ambos rivales señalaron razones para expulsar al club francés de la Champions en 2018. Desde entonces, el CFCB investiga al PSG en busca de un desequilibrio punible entre ingresos y gastos.

En los despachos de Boulogne sostienen que el club obró con la aprobación de los supervisores de la UEFA cuando Al Khelaifi cerró el fichaje de Mbappé, diferido el pago de 180 millones de euros en concepto de traspaso al Mónaco en julio de este año. El contrato, dicen, solo se firmó cuando lo aprobaron los funcionarios del organismo regulador. La UEFA abrió expediente. Un formalismo. Hasta el 30 de junio, día del cierre del ejercicio, el PSG —el séptimo club del mundo en ingresos, con 486 millones de euros contabilizados en 2017— estaba en plazo para equilibrar el balance. En octubre el desequilibrio ascendió a 70 millones de euros. En enero se redujo a la mitad.

“La investigación se centrará en la conformidad del club con el requisito del punto muerto, particularmente a la luz de su reciente actividad en el mercado de fichajes”, rezaba el comunicado de en el que se anunció la apertura de la investigación en septiembre de 2017. El PSG respondió al inicio de estas actuaciones con otro escrito en el que aseguró estar sorprendido tras haber colaborado con UEFA. “Presentamos el pasado 23 de agosto los datos que demostraban que las operaciones realizadas con el Barcelona y la que estaba en curso con el Mónaco, cumplía con las reglas para la temporada 17-18”, aseguraba el club parisino, que además añadía en su comunicado que el pasado 31 de agosto realizó una nueva consulta con los responsables de la UEFA para detallar, “con toda transparencia”, cómo se integraría la inversión de Mbappé en las cuentas del club. Ahora, la UEFA cierra sin sanción la investigación sobre las finanzas del PSG.