Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre más rico del Reino Unido compra el equipo Sky

Chris Froome y Egan Bernal lucirán desde el 1 de mayo próximo un maillot con el nombre Ineos, la empresa petroquímica que pagará sus sueldos

Jim Ratcliffe, en abril de 2018. Ampliar foto
Jim Ratcliffe, en abril de 2018. REUTERS

El Sky anunció con un tuit a las 15.30 del martes que el 1 de mayo dejará de llamarse Sky para llamarse Ineos, la empresa petroquímica británica que comenzará entonces a pagar la nómina de sus corredores y empleados. El mejor equipo del mundo, el más caro, abandonado por la empresa de telecomunicaciones de Rupert Murdoch, pasa a ser propiedad de Jim Ratcliffe, el dueño de Ineos, considerado el hombre más rico del Reino Unido (fortuna personal estimada en casi 30.000 millones de euros por el Sunday Times), que se gastará en su nuevo capricho unos 40 millones de euros anuales.

“Teníamos varias ofertas por el equipo, pero creo que esta es la mejor”, ha dicho a la prensa británica Dave Brailsford, el creador del Sky, feliz por haber tardado menos de cuatro meses en asegurar el futuro de su equipo. A comienzos de febrero, el mánager galés había ofrecido el conjunto, que liderará en los próximos años el colombiano Egan Bernal, al presidente de Colombia, cuya aportación económica fue escasa para sus pretensiones.

Cinco minutos después del anuncio oficial de la entrada de Ineos en el ciclismo, la incansable prensa británica volvía a recordar que aún están abiertas las negociaciones entre Ratcliffe, un millonario alérgico a las cámaras, y el Chelsea para la compra del club de fútbol londinense. Sin embargo, no parecía muy dispuesto a pagar los casi 3.000 millones de euros que pide su propietario, el ruso Roman Abramovich, otro millonario del sector petroquímico.

Ratcliffe, que reside en Montecarlo por cuestión de impuestos, como Chris Froome, el británico que ha ganado cuatro Tours, un Giro y una Vuelta para el Sky, también es dueño de un club de fútbol en Suiza, el Lausana, y patrocina a Ben Ainslie en el desafío británico para la Copa del América de vela (120 millones de euros).

Con los millones de euros de Ratcliffe, un euroescéptico que no teme el Brexit pues su negocio de refinerías no sufrirá daños, dice, Brailsford podrá proseguir con su política de acaparamiento de lo mejor del ciclismo mundial. Su presupuesto anual más que doblaba prácticamente el de otros equipos del WorldTour, como el Movistar, quienes, patrocinados por empresas, no por individuos millonarios, debían ceñirse a normas de gasto más rígidas. Uno de ellos, el Deceuninck (antiguo Quick Step) debió liberar a finales de la temporada pasada a algunos de sus mejores corredores por la reducción de su patrocinio. Otros equipos que gozan de la misma libertad de gasto al ser propiedad de dirigentes caprichosos de algunos Estados –el Astana de Kazajstán, el Bahréin y el UAE— también se han lanzado a controlar a los mejores jóvenes salidos del pelotón mundial. Otra empresa petrolífera, la francesa Total, comenzará a patrocinar en las próximas semanas al Direct Energie, un equipo francés de segunda división.

Esta superioridad presupuestaria que ha permitido al Sky contar como gregarios de sus figuras con corredores tan buenos que habrían sido líderes en cualquier otro equipo preocupa en la Unión Ciclista Internacional (UCI), cuyo presidente, el francés David Lappartient, ha dejado caer que no sería mala para la competitividad la existencia de un techo presupuestario.

El colombiano Egan Bernal, considerado por el mismo Eddy Merckx como un fenómeno extraordinario por la forma en que ha ganado la reciente París-Niza, ganará seguramente el Giro de Italia (del 11 de mayo al 2 de junio) con el maillot del Ineos, cuyos colores no se han revelado aún (su identidad corporativa, y las velas de su barco de la Copa del América, es azul oscuro casi petróleo con letras en dorado), la misma prenda con la que en julio Froome intentará unirse a los más grandes de la historia (Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain) como ganador de cinco Tours de Francia. La primera carrera en la que lucirá en el pelotón será el Tour del Yorkshire, que comienza el 2 de mayo. Sky llegó al pelotón en 2010. En 2012 ganó su primer Tour, haciendo de Bradley Wiggins el primer inglés que llegaba de amarillo a París; en 2018, el galés Geraint Thomas ganó el sexto Tour de su equipo, el último Tour Sky.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >