Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sequía de Coutinho

El brasileño pasa de marcar 0,45 dianas en su primera temporada a 0,20 en este curso

Rakitic reemplaza al cuestionado Coutinho ante el Rayo. Ampliar foto
Rakitic reemplaza al cuestionado Coutinho ante el Rayo. REUTERS

A Coutinho parecía no afectarle los 160 millones que el Barcelona pagó al Liverpool por su ficha. La campaña pasada, en sus primeros meses en el Camp Nou, el brasileño firmó una planilla con 10 goles en 22 partidos (17 de titular). Más delantero que volante, los números de Coutinho eran, de arranque, prometedores: 0,45 dianas por duelo. David Villa, por ejemplo, que en el Barça también se arrinconó en el ala izquierda, dejó una estadística de 0,40 goles por encuentro en el Barcelona. Coutinho, en cualquier caso, miraba desde atrás a Neymar, 0,56.

Ocurrió, sin embargo, que esta temporada los números de Coutinho se desplomaron al son de su juego. En los 39 partidos que acumula en este curso, el carioca suma ocho dianas (0,20). Y la hinchada azulgrana ha comenzado a perder la paciencia. Generalmente desconectado del juego defensivo, el 7 extravía su mejor arma: el gol. “¿Los pitos a Philippe?”, cuestionó Valverde, sobre la reacción del público cuando fue reemplazado por Rakitic ante el Rayo; “no hay que darle más importancia. Ha peleado por poder marcar, siempre esperamos que saque un conejo de la chistera. El secreto es perseverar”.

No es la primera vez que Valverde sale al cruce cuando se duda de Coutinho. El problema es que ya no solo parece misión del Txingurri. “Su coste fue muy grande y eso también implica que haya más expectativas sobre su rendimiento”, analizó Piqué. Y añadió: “Hay que aceptar la reacción de la gente, pero nosotros, desde dentro, le damos todo el apoyo del mundo. Le necesitamos a su mejor nivel en este final de temporada y seguro que lo va a estar”. Piqué lo protege, Semedo lo entiende. “Está pasando por una fase por la que todos pasamos”.

En el momento en el que más se duda de Coutinho, el Barça más lo necesita. Dembélé dejó tocado el Camp Nou —“pequeña elongación en el bíceps femoral de la pierna izquierda”, informó el club— y es difícil que llegue al duelo del miércoles ante el Lyon. Tienen vidas cruzadas el francés y el brasileño, si esta campaña es Coutinho el que anda seco, la temporada pasada era Dembélé. En su primer curso, el extremo marcó una media de 0,17 goles por partido por los 0,38 que tiene este año.

Con Dembélé en la enfermería, con Malcom falto de confianza y Boateng en el ostracismo, Coutinho tiene una nueva oportunidad. Nada menos que en la Champions. La hinchada duda; sus compañeros, no.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información