Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Larkin y el Efes abruman al Barça en la lucha por la cuarta plaza

El equipo azulgrana depara una pobre actuación en Estambul y cede incluso el ‘basket average’ a su rival más directo

Heurtel lanza ante Moerman. Ampliar foto
Heurtel lanza ante Moerman. EFE
Euroliga Fase Regular

Finalizado

El Barça sufrió en Estambul un severo correctivo (92-70) que complica seriamente su camino en la Euroliga. Perdió la posibilidad de desbancar de la cuarta plaza al Anadolu Efes que, además del partido, le ganó también el ‘basket average’. El Barcelona se había impuesto al equipo turco por 15 puntos en el Palau (80-65). En Estambul, desconocido, impotente, cayó con estrépito

ANADOLU EFES, 92 BARCELONA, 70

Anadolu Efes: Micic (14), Simon (10), Anderson (0), Moerman (22), Dunston (5) –equipo inicial- ; Larkin (37), Beaubois (0), Balbay (0), Motum (0) y Pleiss (4),

Barcelona Lassa: Heurtel (5), Hanga (14), Claver (8), Singleton (2), Tomic (13) –equipo inicial-; Séraphin (2), Pangos (7), Pau Ribas (6), Blazic (5), Oriola (8) y Kuric (0).

Parciales: 24-12, 19-18, 22-22 y 28-17.

Árbitros: Jovcic, Rocha y Laurinavicius. Señalaron faltas técnicas a Hanga, Pesic y Micic, y una antideportiva a Séraphin.

Sinan Erdem Dome de Estambul. 14.161 espectadores. 25ª jornada de la Euroliga. El Barcelona es quinto, con 15 victorias y 10 derrotas. Y el Efes es cuarto con 16 victorias y 9 derrotas.

El estropicio corrió a cuenta, sobre todo, de Shane Larkin y Adrien Moerman. El antiguo base estadounidense del Baskonia fue un azote para la defensa del equipo de Pesic con una actuación excepcional: 37 puntos, con un seis de ocho en triples, cinco rebotes, dos asistencias, un robo y un 43 de valoración. Y el ala-pívot que vistió de azulgrana la pasada temporada le acompañó como es norma en él, con 22 puntos, una serie de tiros exteriores por aquí –cuatro triples-, otros cerca del aro aprovechando su envergadura y rapidez y 11 rebotes.

El Barcelona empezó mal (38-23) y Svetislav Pesic tiró por la calle de en medio. Prescindió de sus bases naturales, Heurtel y Pangos, y le dio el timón a Pau Ribas. La presión del Barça dio algún resultado cuando incrementó su presión, con la irrupción de Blazic (44-40). Un espejismo. La desesperación de Pesic fue un fiel reflejo de la de su equipo, que además se enredó con acciones inapropiadas que le valieron dos faltas técnicas y una antideportiva.

El Efes volvió a marcar diferencias 64-49 cerca del fin del tercer cuarto y 92-66 a dos minutos para el final y dejó el partido resuleto y el aditivo de ganarlo por más de 15 puntos mucho antes del final. El Barcelona, sin la producción y finura de Heurtel y Séraphin, a los que Pesic retiró su confianza muy pronto, con un Singleton una vez más desaparecido, fue una sombra del que ganó la Copa el 17 de febrero.

Todo es relativo aún, cuando faltan cinco jornadas para el final de la fase regular, pero el revolcón en la cancha del Anadolu Efes condena al cuadro azulgrana a ir a remolque del equipo turco en su lucha por esa cuarta plaza. Se trata de matices, pero son relevantes para el futuro del Barcelona que, de no alcanzar ese cuarto puesto, disputará la eliminatoria de cuartos de final con el factor cancha en contra. Y su rival sería, precisamente, el Anadolu Efes.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >