Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres días después Sarri manda a Kepa al banquillo y el Chelsea gana

El meta vasco se queda en la suplencia ante el Tottenham en beneficio de Willy Caballero en una jornada de la Premier que prorroga el pulso entre Liverpool y Manchester City por el título

Sarri anima a su equipo mientras Kepa ocupa sitio en el banquillo.
Sarri anima a su equipo mientras Kepa ocupa sitio en el banquillo. EFE

Kepa Arrizabalaga no jugó este miércoles con el Chelsea. Asi lo decidió Maurizio Sarri, que optó por Willy Caballero para defender la meta de su equipo en el duelo contra el Tottenham en partido de la jornada de Premier League disputada entre semana. Tres días después el entrenador hizo al fin el cambio que no pudo realizar en la final de la Copa de la Liga cuando el meta vasco se negó a salir del campo. El Chelsea ganó (2-0) al Tottenham y la victoria fue un bálsamo en plena tormenta.

Sarri mantuvo la intriga hasta el último momento. “Será una decisión por el bien del grupo. Tengo que decidir que es mejor por mi equipo, no con mi equipo”, apuntó en las horas previas al regreso a Stamford Bridge, donde no le aguarda un ambiente precisamente cálido. “Kepa cometió un error y hay algunas consecuencias”, completó. Al final sufrió un doble castigo porque el club londinense sancionó a su futbolista y determinó que no recibiese una semana de su salario, en torno a 200.000 euros. Esa no fue una decisión tomada por Sarri, que tras el sainete acontecido en Wembley apuntó que no habría multa para Kepa. La directiva del club londinense no pensó lo mismo.

La jornada fue de transición en la lucha por el título. El Liverpool manda un punto por encima del Manchester City. Los reds ganaron sin problemas al Watford en Anfield (5-0) y el equipo que prepara Pep Guardiola superó con más estrecheces al West Ham United en el Etihad Stadium (1-0). En la lucha por la tercera plaza el triunfo del Chelsea le deja a siete puntos de los Spurs y abre el abanico de equipos en la lucha por la tercera plaza porque Arsenal y Manchester United también ganaron sus partidos (a Bournemouth y Crystal Palace).

Pero el Chelsea se maneja en un avispero. En lo que va de año ha disputado catorce partidos y apenas ganó, con el del Tottenham, siete. Hace cuarenta días era cuarto en la tabla a un punto del Tottenham y en esta jornada corrió peligro de quedarse a trece. Kepa, el portero por el que pagó el traspaso más caro de la historia del fútbol (80 millones de euros) se quedó en la banqueta. Sarri dijo en la víspera que considera terminada toda la polémica. Quizás no ha hecho más que comenzar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >