Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irlanda se reivindica y Gales cumple el pronóstico

Trabajada victoria del ‘XV del Trébol’ en Edimburgo (13-22), mientras que el ‘XV del Dragón’ gana con lo justo en Roma (15-26)

Sean O´Brien ataca durante el partido de Irlanda contra Escocia.
Sean O´Brien ataca durante el partido de Irlanda contra Escocia. Getty Images

El prurito irlandés salió a relucir en Edimburgo siete días después de la dolorosa derrota ante Inglaterra. Roto el embrujo tras un 2018 sobresaliente, el XV del Trébol se puso este sábado el mono de trabajo para imponerse en Murrayfield (13-22) a una Escocia que había ganado sus siete encuentros previos como local en el Seis Naciones. Los defensores del título domaron el partido tras una primera parte frenética y apaciguan los ánimos tras una semana complicada. El liderato del torneo es para Gales, que hizo valer su remontada en París con una victoria sin brillo en Roma (15-26).

Irlanda cimentó su victoria en un gran trabajo defensivo y en su esforzada delantera, que logró contener con el paso de los minutos los ramalazos escoceses. Hasta entonces, los locales apostaron por un ritmo frenético, no exento de errores. El primero lo protagonizaron sus alas, Seymour y Maitland, incapaces de entenderse para neutralizar una patada a seguir ante la superioridad numérica rival. Murray ensayó a placer y puso por delante a una Irlanda que abriría brecha poco después en una percusión imparable de Stockdale por el centro tras un pase interior de Sexton, que hizo como lanzador del sprint. Los visitantes mejoraron su puesta en escena respecto a la derrota ante Inglaterra gracias al regreso del Rob Kearney. El zaguero, una garantía en el juego aéreo, fue una pesadilla para la zaga escocesa.

El ritmo del partido se llevó por delante al playmaker escocés y al arquitecto irlandés. Con Hogg y Sexton lesionados, Joey Carbery recogió la batuta en Irlanda. Aprovechó su tibia puesta en escena Finn Russell para devolver al XV del Cardo al partido. El apertura escocés interceptó raudo un envío de su homónimo irlandés y cuando Earls le placó con mérito a unos pocos metros del ensayo, se sacó el oval desde el pecho para asistir el ensayo de Sam Johnson.

Llegaron entonces los peores momentos para los irlandeses, que resistieron estoicamente una internada de los escoceses durante más de 20 fases al filo del descanso. Notable mejoría de la zaga visitante, apoyada por el esfuerzo de Stockdale, más conocido por su labor ofensiva. La tercera, con un gran Peter O’Mahony, impuso entonces su músculo, se adueñó de la contienda y la mermada Escocia apenas disfrutó de balón tras la reanudación. El XV del Trébol dio el golpe de gracia en una cabalgada de Kearney que Carbery aprovechó para redimirse con una asistencia medida a la carrera de Earls. Hubo tiempo para que los visitantes buscaran el punto bonus de los cuatro ensayos, pero su botín no es desdeñable.

Gales cumple en Roma

Gales, con nueve cambios en su alineación respecto al pasado viernes, igualó su registro histórico de 11 victorias consecutivas tras imponerse a Italia en Roma. En el primer tiempo, el XV del Dragón se limitó a canjear con tiros a palos la cascada de faltas defensivas italiana. Dan Biggar anotó cuatro golpes de castigo en la primera media hora que valieron a los visitantes para irse por delante al descanso (7-12) pese al ensayo de Braam Steyn, que culminó una buena secuencia de la delantera italiana. El XV del Dragón siguió contemplativo tras su paso por vestuarios y una patada de Allan acercó a los locales, cada vez más efusivos, a dos puntos.

Los galeses se engrasaron lo justo con el ensayo de Josh Adams tras una buena acción de Liam Williams por el costado izquierdo. Owen Watkin, que embolsó una patada de Anscombe en la zona de marca, puso fin a la incertidumbre a diez minutos del desenlace. Italia llegó entera al tramo final, volvió a ensayar de la mano de Padovani y el XV del Dragón no logró el punto bonus de los cuatro ensayos, una habitual rutina ante la selección transalpina, que suma su decimonovena derrota consecutiva en el torneo. Gales se jugará sus opciones dentro de dos semanas en Cardiff ante Inglaterra, que cierra este domingo la segunda jornada con la visita de Francia a Twickenham (16:00 horas).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >