Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Fernández se despide con su séptimo título de campeón de Europa

El español, que había sido tercero el jueves en el Programa Corto, remonta para alzarse con el título

Javier Fernández, este sábado, durante su ejercicio.
Javier Fernández, este sábado, durante su ejercicio. AP

El español Javier Fernández ha conquistado en Minsk (Bielorrusia) su séptimo título de campeón de Europa de patinaje artístico, con remontada incluida, hasta lograr 271.59 puntos y despedirse así de la élite profesional con un ejercicio dorado. El ruso Alexander Samarin se llevó la plata (269.84 puntos) y Matteo Rizzo se adjudicó el bronce (247.08 puntos).

El madrileño, que había sido tercero el pasado jueves en el Programa Corto (91.84 puntos), hizo en esta ocasión 179.75 en la rutina libre. Con su nota acumulada de 271.59, superó a un Samarin que había encandilado al público bajo los acordes de The Greatest Show, canción incluida en la banda sonora del filme El gran showman (2017).

Pero el gran rival antes de saltar al hielo del Minsk Arena era el también ruso Mikhail Kolyada, quien había sumado 100.49 en el corto. Sin embargo, no manejó bien la presión de ocupar ese primer lugar y se cayó hasta tres veces, lastimándose incluso la muñeca derecha.

De esta manera, Kolyada finalizó en el undécimo puesto con 140.38 puntos (quinto, con 240.87 de nota acumulada) y ni siquiera luchó por la medalla de bronce; esta fue a manos de Rizzo, fraguado con el famosísimo tema Bohemian Rhapsody, de Queen.

Así, Kolyada se quedó fuera de un podio cuyo escalón más alto correspondió al Hombre de La Mancha, protagonista de la canción usada por el ya heptacampeón de Europa y alter ego de este para los 13 años de revolución en su deporte. Con alcance minoritario en España, el nombre de Javier Fernández ha puesto en el mapa patrio el patinaje artístico sobre hielo.

Los focos estaban puestos sobre el deportista madrileño, que a finales de 2018 había oficializado su retirada de la primera línea competitiva tras amasar un enorme palmarés. El bronce olímpico conseguido hace un año en PyeongChang (Corea del Sur) fue el inicio del epílogo, al tiempo que dedicaba esfuerzos en popularizar su pasión con el espectáculo Revolution On Ice.

Con su gira por toda España, junto a un currículum envidiable, SuperJavi se ha convertido en pionero al estilo de los Fernando Alonso (Fórmula 1), Carolina Marín (bádminton), Mireia Belmonte (natación) y compañía. Pues aparte del apoyo mediático, el patinador que inició sus andanzas en la localidad madrileña de Majadahonda, en el pabellón de La Nevera, ha hecho sombra al austriaco Karl Schaefer, ganador de ocho Europeos seguidos entre 1929 y 1936.

El patinaje sobre hielo español ha vivido en Minsk un campeonato tan especial, con presencia de otros ocho patinadores más y representación en todas las modalidades. Javier Fernández ha abierto la veda para Sara Hurtado, Kirill Khaliavin, Valentina Matos, Héctor Alonso, Olivia Smart, Adrià Díaz, Laura Barquero, Aritz Maestu y las futuras generaciones.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >