El Valladolid no remonta al VAR

El Getafe se mete en cuartos tras aprovechar un penalti concedido en la revisión

Leo Suárez cae ante Bruno.
Leo Suárez cae ante Bruno.R. GARCÍA (EFE)

En el día del VAR, el partido entre el Valladolid y el Getafe no podía quedar exento de polémicas videoarbitrales. Corría el minuto 27 y el jugador del Getafe Hugo Duro cayó en el área local. El juego siguió y nadie protestó, parecía una simple caída sin más. Pero medio minuto después el colegiado mandó parar, acudió a la pantalla y señaló el punto de penalti. Ángel no perdonó y puso la alfombra a su equipo hacia los cuartos de final de la Copa.

Ya se sentía agraviado el Valladolid por el VAR y lo de este martes no va a ayudar a que la cosa se calme. El penalti puede ser discutible hasta visto repetidamente. Duro arrastra el pie hasta que toca al de Antoñito, que se lanza al suelo para llegar al balón. El contacto existe, pero queda la duda de si lo busca el delantero del Getafe. En cualquier caso, el árbitro, Alberola Rojas, interpretó que era pena máxima.

Con el 1-0 que traía el Getafe de la ida, estaba claro que un gol a su favor podría matar la eliminatoria. Así lo pareció tras el primer tanto pese a que quedaba un mundo por jugar. El Valladolid y todo Zorrilla se enfadaron y en ese clima de ofuscamiento se disputó el resto del duelo. El equipo pucelano, que había arrancado mejor, tardó en templar su nerviosismo y su ofensiva se nubló tanto como el ambiente. El partido transcurrió de tangana en tangana, de falta en falta, de discusión en discusión... El Getafe era feliz con el juego embarrado porque tenía una renta de tres goles, pero el Valladolid necesitaba olvidar la pelea y que la pelota rodase.

El revoltoso Daniele Verde se encontró con un balón suelto justo delante de Chichizola, que se agigantó y rechazó el disparo. Poco después Leo Suárez amenazó con una buena volea que se marchó por poco. El cuero no contactó con la red en ninguna de las dos oportunidades, pero el Valladolid se vio capaz de generar peligro. Tras la reanudación se vivieron los mejores minutos de los blanquivioletas. Los de Sergio supieron canalizar la mala leche y la ofensiva empezó a fluir.

Un buen centro de Antoñito fue empalmado de primeras por Verde y el Valladolid empezaba a soñar con la remontada. El gol en contra acongojó un poco al Getafe, que dio algún paso atrás para defender más cerca de su portero. El objetivo de Bordalás era enfriar el ánimo de los locales para que dejasen de creer. Lo consiguió el cuadro madrileño, pues el partido se amuermó.

Todo parecía acabado. Se contaban los minutos para el final hasta que el árbitro sorprendió a todos señalando un penalti, esta vez a favor del Valladolid por codazo de Bruno a Plano. Oportunidad inmejorable para que los últimos siete minutos fueran de infarto, con el equipo pucelano asediando en busca de ese gol que les clasificase. Pero Alcaraz, que había metido una falta estratosférica el sábado en Mestalla, chutó al centro, a las manos de un Chichizola que no tuvo ni que moverse. Ahí se acabó el viaje copero del Valladolid. El del Getafe continuará en cuartos.

Sobre la firma

Alejandro Prado

Redactor en la Mesa de Edición del diario EL PAÍS. Antes prestó sus servicios en la sección de Deportes y fue portadista en la página web. Se licenció en Periodismo en la Universidad Carlos III y se formó como becario en Prisacom.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción