Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Getafe hunde más al Villarreal

Jorge Molina y Ángel sentencian al Villarreal que falló un penalti en el descuento

villarreal getafe
Jorge Molina intenta regatear a Funes Mori. EFE

El Getafe, un equipo áspero y trabajado, cuenta con dos delanteros con oficio y complementarios: Jorge Molina, un tallo que juega de espaldas de maravilla, con un buen juego de pies y que va bien en el juego aéreo; y Ángel, un menudo punta, pícaro y veloz. Entre ambos delanteros que suman un pensionista, 67 años, con un gol cada uno, derrotaron al Villarreal que se hunde jornada a jornada, bloqueado mentalmente, sin argumentos ni suerte. El epílogo del partido entre groguets y azulones resultó cardiaco. Con el 1-1 en el marcador, Ángel, nada más entrar en el terreno de juego, alcanzó una contra en el minuto 88 y ponía el 1-2 en el marcador. Al Villarreal aún le dio tiempo de rematar en tres ocasiones a los palos. Y de fallar un penalti cometido sobre Ekambi que asumió la responsabilidad de ejecutarlo cuando lo iba a hacer Cazorla. El camerunés lo lanzó alto. Y el Villarreal se ahoga, también con Luis García en el banquillo.

VILLARREAL, 1 - GETAFE, 2

Villarreal: Asenjo; Mario, Funes Mori, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Cáseres, Iborra (Bacca, m. 69); Chukwueze (Ekambi, m.56), Fornals, Cazorla; y Gerard Moreno. No utilizados: Andrés Fernández; Álvaro, Javi Fuego, Trigueros y Pedraza.

Getafe: David Soria; Foulquier (Bruno, m. 72), Djene, Cabrera, Antunes; Portillo, Maksimovic, Arambarri, Cristoforo (Samu, m. 69); Mata y Jorge Molina (Ángel, m. 86). No utilizados: Chichizola; Flamini, Miquel y Rober Ibáñez.

Goles: 0-1. M. 51. Jorge Molina. 1-1. M. 75. Cabrera en propia puerta. 1-2. M. 88. Ángel.

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a Foulquier, Álvaro, Arambarri, Gerard Moreno, Jaume Costa, Ekambi y Funes Mori. Expulsó al segundo entrenador del Villarreal Pedro Rostoll.

VAR: Medié Jiménez.

13.671 espectadores en la Cerámica.

Como viene siendo habitual un partido sí y otro también, apareció Asenjo convertido en santo en una parada milagrosa tras un remate acrobático a bocajarro de Portillo al poco de iniciarse el choque, vital para el Villarreal falto de confianza, fútbol y con déficit de puntos. La tensión de los amarillos tiene su reflejo en su juego impreciso, provocado también por el Getafe, un equipo ordenado y duro, de los que incomodan y desesperan al rival.

La tropa de Bordalás aparentaba controlar la situación, con cierta sorpresa para ellos mismos, con el esférico en su poder, frecuentemente presente en las zonas calientes cercanas Asenjo. Despertó el Villarreal tras una acción episódica, tras un disparo combado de Chukwueze que rozó el larguero de David Soria, gigante el exportero del Sevilla para desviar un cabezazo de Funes Mori a la salida de un córner y, posteriormente, un disparo de Cazorla. Entre medias de las dos oportunidades amarillas apareció el VAR para dilucidar si una mano de Arambarri en el área era sancionada con penalti a favor del Villarreal. Fue considerada como involuntaria aunque el esférico se dirigía a gol. Para entonces ya habían saltado las fricciones en el choque hasta llegar el descanso.

El Villarreal aceleró el paso tras el receso. Y al poco se encontró con un gol en contra tras una gran acción individual de Jorge Molina que, tras vencer en el cuerpeo con Funes Mori, darse la vuelta y avanzar unos metros, lanzó un zapatazo seco que sorprendió a Asenjo. El veterano delantero de Alcoy contó con la complaciente pasividad de la defensa amarilla.

Tocado en el ánimo, el Villarreal pudo alcanzar el empate tras un remate forzado de Gerard Moreno tras ganar el catalán la espalda a Djene y que desvío con apuros David Soria evitando el gol. Más clara fue la ocasión posterior de Cazorla cuyo disparo cercano lo rechazó felinamente de nuevo David Soria.

La falta de puntería del Villarreal, ya con tres delanteros con la entrada de Ekambi y Bacca, fue solucionada involuntariamente por Cabrera. El defensa azulón, nada más salir al terreno de juego sustituyendo a Foulquier, desvío hacia su portería un centro de Bacca. Con el Villarreal lanzado a por la victoria, el Getafe alcanzó una contra que resolvió con maestría Ángel tras picar el esférico a la salida de Asenjo. Faltaban dos minutos para concluir el partido y al Villarreal, encontró tres remates consecutivos que se estrellaron dos de ellos en el larguero y el último en el palo que concluyó con un penalti ratificado por el VAR. Era el descuento y Ekambi decidió que quería lanzarlo. El camerunés lo fallo y el Villarreal se hunde lentamente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >