Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El insólito viaje de David Wang: del Jumilla a la Premier

El extremo chino, de 18 años y nacido en Cuenca, pasa de un filial, último en Tercera, a firmar con el Wolverhampton

David Wang, en su presentación, tras fichar por el Wolverhampton.
David Wang, en su presentación, tras fichar por el Wolverhampton.

El primer fichaje del mercado de invierno del Wolverhampton, noveno en la Premier, fue un futbolista que había jugado apenas 16 partidos con el filial del Jumilla, último del grupo XIII de la Tercera española. El club inglés presentó el 1 de enero a David Wang, extremo derecho chino de 18 años nacido en Cuenca, donde sus padres mantienen desde hace dos décadas el restaurante Gran Muralla. En la nota oficial, subrayan que The Guardian lo incluyó el año pasado entre los 60 futbolistas más prometedores nacidos en 2000, en una lista en la que aparecían Vinicius y Jadon Sancho. En el mismo texto, anuncian que hasta final de curso lo envían cedido al sub-23 del Sporting de Portugal.

El extraordinario salto de Wang de Tercera a la Premier comienza en febrero de 2015, cuando el hermano del futbolista, Pablo, de 21 años, también nacido en Cuenca, conoce a Li Xiang, ahora presidente del Jumilla y entonces popular comentarista de LaLiga en la televisión china. En aquella época Pablo ayudaba a futbolistas chinos que aterrizaban en España y Li buscaba gente de confianza relacionada con el fútbol. Unos meses después alcanzaron a David los primeros efectos de la relación. El programa de Li, LaLiga es divertida, patrocinó al Deportivo de La Coruña la temporada 2015-16 (unos 100.000 euros por una inscripción en la parte trasera de los pantalones) y David, entonces en el Móstoles, probó unos días en el club gallego.

Sin embargo, su siguiente parada fue el juvenil B del Real Murcia. Su destino lo cambió Li. “Me llamó”, recuerda Pablo; “y me dijo que había comprado un club en Murcia: ‘¿No sería mejor que vaya al Murcia? Te voy a contratar, y así tu hermano puede estar contigo cerca”. Li se había hecho con el Jumilla en mayo de 2016 y poco después Pablo comenzó a trabajar con él como traductor y hombre de confianza en España cuando se encontraba fuera del país.

El verano de 2017 le trajo otro cambio. “La cosa no pintaba bien en el Murcia”, dice Pablo, que relata otra intervención de Li. El presidente el Jumilla era amigo de los responsables de Nama Sports, una empresa china que se dedica a la formación de futbolistas, y que envía a algunos jóvenes a su sede de Barcelona. En la ciudad mantienen una relación estrecha con la Associació Esportiva Joan Maria Gené, un centro formativo de alto rendimiento de futbolistas con equipo propio.

Allí recaló David, con los gastos pagados por Nama, según cuenta Gené, que recuerda cómo era entonces el futbolista: “Era rápido, explosivo, con muchos recursos físicos. Con él incidimos mucho en conceptos táctico-técnicos. Desequilibraba por velocidad y trabajamos cómo y cuándo atacar los espacios. Le faltaría seguir trabajando el gol, pero tuvo una evolución positiva”, dice.

La conexión anglochina

Gené cree que le habría venido bien otro año con él, pero el verano pasado David regresó a Murcia para alistarse en el filial del Jumilla. Por entonces le contó que Li actuaba como su agente, aunque Pablo matiza que es solo una de las personas que participa en las decisiones, junto con él y su padre.

El verano que David volvió a Jumilla, Li se encontró con el presidente del Wolverhampton, su compatriota Jeff Shi. “Son amigos”, cuenta Pablo; “y le preguntó si le podía mandar algunos jugadores”. Firmaron un convenio por el que les cedieron nueve futbolistas. Una vez a la semana empleados del club inglés se desplazan a España para seguir sus evoluciones, y allí los atiende Pablo. “Un día me dijeron: ‘Oye, nosotros estamos interesados en firmar a tu hermano”, cuenta, y recuerda que hicieron juntos un primer viaje a Inglaterra el 20 de diciembre.

Todo se cerró sin que David, convocado una vez con la selección china sub-16, hubiera debutado con el primer equipo del Jumilla. “La plantilla es extensa, de 24, y es difícil hacerse un hueco”, dice Pedro Asensio, director deportivo del club; “el chaval tiene gran nivel, con un mercado diferente, y al ser chinos los dueños de ambos clubes...”.

El traspaso se ha hecho sin ningún pago por ahora, con cantidades previstas por objetivos: si juega en el sub-21 de los Wolves, en el sub-23 o en la Premier. De momento, David Wang llega este sábado con su hermano al Sporting de Portugal, la cantera de Cristiano Ronaldo. “Al principio, no podía ni dormir”, dice Pablo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información