Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liverpool y Juventus consolidan sus mandatos

El líder de la Premier se beneficia del tropiezo del Tottenham y golea al Arsenal mientras la Juventus domina en Italia con Cristiano Ronaldo ya como máximo realizador

Firmino marca, mirando al tendido, el primer gol del Liverpool al Arsenal.
Firmino marca, mirando al tendido, el primer gol del Liverpool al Arsenal. AFP

El fútbol no para en Navidad en la Premier y ahora tampoco en la Serie A italiana porque entienden que las fechas son ideales para darle lustre a algo que no deja de ser una industria del ocio. Se acumulan partidos y la exigencia crece, pero aún así ambas competiciones han consolidado en estas fechas a sus dos dominadores. El Liverpool manda en Inglaterra tras remontar y golear al Arsenal (5-1). Más apurada anduvo esta semana la Juventus, que venía de empatar en el feudo del Atalanta y en esta jornada superó, con apuros (2-1), a la Sampdoria, con dos goles de Cristiano Ronaldo y un tanto anulado por el VAR a los genoveses en el suspiro final. Ambos líderes mandan con nueve puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, a la espera en la Premier del partido del Manchester City este domingo en Southampton.

El Liverpool viaja con el pie en la tabla del acelerador. Salió a jugar contra el Arsenal tras conocer que el Tottenham, su perseguidor más inmediato, había caído como local ante el Wolwerhampton (1-3). Se pegaron el batacazo los Spurs tras cinco victorias consecutivas. “No vale jugar 70 minutos bien ni tener calidad. Necesitas ser consistente para ganar la Premier”, se quejó tras el partido el técnico Mauricio Pochettino, que pide más energía a sus futbolistas. El Liverpool no tiene ese problema. Partió dispuesto a avasallar, por mucho Arsenal que tuviese delante. A los diez minutos encajó un gol de Mailand-Niles y en el descanso ya había contestado cuatro veces. Primero remontó en seis minutos con dos goles del fenomenal Firmino, el segundo de ellos una joya. Recién pasada la media hora Salah y Sadio Mané conectaron para el tercero. Y en la última acción antes del descanso Salah provocó un penalti y lo transformó.

Firmino rubricó la goleada y su triplete al transformar otro penalti en una segunda parte en la que el Liverpool, que el próximo día 3 visita al Manchester City, dosificó esfuerzos. Antes se había exhibido con sus armas, la presión y el frenesí. Apabulló a un rival tibio, incapaz de gestionar la ventaja en la que se encontró. Hasta Unai Emery se sentó en el banquillo. En la segunda mitad de diciembre su equipo ha jugado cinco partidos, uno de ellos en la Copa de la Liga, y apenas ganó en casa contra el Burnley. Ya transita a 16 puntos del líder y si el Chelsea supera este domingo al Crystal Palace quedaría a cinco puntos de la cuarta plaza.

En Italia no habrá liga los dos próximos fines de semana, un receso en el final de una primera vuelta que se zanja con 17 triunfos y dos empates para la Juventus. Puede sufrir como en los dos últimos partidos, pero no más que sus perseguidores. El Nápoles, segundo en la tabla, ganó (3-2) con un postrero gol de Mertens a un rival en puesto de descenso, el Bolonia. El Inter también debió apurarse (0-1) para vencer en terreno del Empoli. Y ya está a catorce puntos del líder de un torneo en el que Cristiano Ronaldo ya lidera la tabla de goleadores con catorce dianas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >