Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solari no escucha al Bernabéu

El entrenador del Madrid destaca los primeros 45 minutos de su equipo y desoye los continuas broncas de hinchada, que despidió al equipo con una sonora pitada

real madrid rayo
Solari, durante el partido ante el Rayo Vallecano. AFP

El entrenador del Madrid, Santiago Solari, reclamó insistentemente en la previa del duelo ante el Rayo el “apoyo” y la “unidad” de la afición con el equipo para encarar el duelo ante el penúltimo clasificado de LaLiga. La petición del argentino no fue atendida por un Bernabéu desangelado, un hecho que se ha convertido ya en costumbre esta temporada. Prácticamente 27.000 sillas se quedaron libres en un horario propenso para acudir al estadio y los poco más de 55.000 aficionados madridistas que se congregaron en Chamartín hicieron caso omiso a las palabras de su entrenador.

Las pitadas y las regañinas fueron constantes y notablemente más sonoras que los aplausos. La más sonada llegó en el descuento, cuando Courtois evitó hasta en dos veces el empate del Rayo. Eso desató la tormenta, fue la antesala de una despedida cargada de reproches y silbidos para los chicos de Solari. No fue la primera bronca de una hinchada que prolongó el estado de crispación en el que vive instalado desde septiembre. Ganó el Madrid, sí, pero el equipo, como en Huesca, el colista, volvió a meterse en problemas ante otro de los conjuntos instalados en los puestos de descenso.

Entre anestesiada, confusa e irritada, la hinchada, a falta de Isco, quien no saltó ni a calentar, se molestó en más de una ocasión con Asensio, quien desperdició dos ocasiones claras de gol. Aunque tímidos y acallados en su sustitución por aplausos, tuvo que escuchar algunos silbidos el zurdo. Al margen de Courtois, solo Benzema y Lucas Vázquez, los más atinados, conectaron con un Bernabéu que dejó hasta cinco pitadas generalizadas al equipo.

Courtois: "Simeone dice cosas para generar populismo"

Tras el partido, Courtois habló sobre su equipo, el Atlético, y su exentrenador, Simeone, quien cuestionó que el belga fuese galardonado con el premio The Best al mejor portero por delante de Oblak. "Hay que respetar cada opinión, esto es el fútbol, pero he estado tres años en el Atlético y cuando te peleas contra el Real Madrid o equipos grandes dice cosas para generar populismo entre su afición", comentó el meta del Madrid.

Simeone deslizó que el premio a Courtois se debe a que juega en el Madrid. "Las votaciones se cerraron en junio y jugaba en el Chelsea. No es justo que me menosprecie a mi. Oblak también es un gran portero, pero creo que ha sido justo, hay mucha gente que vota y hay que respetar", señaló el portero belga, que dijo no estar ofendido.

El análisis de Solari, de nuevo, volvió a ser contrario al de su público. El argentino afirmó que su equipo jugó “muy bien” en la primera parte y que lo único que le faltó fue acertar en la finalización. “Hemos sido dominadores, debimos irnos al descanso con un resultado más holgado, pero cuando no eres contundente te toca sufrir. En el segundo tiempo tuvo una muy clara Marco y no concedimos nada hasta esa ocasión del final”, explicó el rosarino, insistente en destacar la versión de su equipo en los primeros 45 minutos.

“Pudimos ampliar el resultado, ellos tuvieron una ocasión al final. Cuando no defines, lo dejas abierto hasta el último instante”, repitió. No pareció escuchar Solari las continuas broncas de la afición, pues al ser cuestionado por los pitos, respondió agradeciendo el apoyo del público. Al margen de la habitual animación de la grada oficial del club, en pocas ocasiones se mostró satisfecho el Bernabéu. “Me encantó el apoyo de la afición durante todo el partido, así es como nos gusta. Buscamos su apoyo y hoy estuvieron cálidos. Nosotros lo acompañamos con el juego”, expresó Solari.

Curiosamente, y también en disonancia con el graderío, el rosarino resaltó el rendimiento de Asensio, el jugador al que más se reprochó en Chamartín. “Estuvo muy activo, se movió en defensa, buscó el gol con ahínco y ese es el Asensio todos queremos ver. Que siga insistiendo porque va a entrar”, dijo el técnico. Otro de los temas del día era Isco. Después el encontronazo del pasado miércoles con la hinchada, el malagueño se mantuvo los 90 minutos en el banquillo.

“¿Quiere usted recuperar a Isco? ¿Cómo lo va a hacer porque hoy ni ha calentado?”, le preguntaron a Solari. El argentino, como es habitual respecto al malagueño, evito hablar del tema. “Mi interés es que todos estén bien, contentos y comprometidos. Intento no equivocarme ni en las convocatorias, ni en las alineaciones, ni en los cambios. Lo haré seguramente pero es parte de mi trabajo”, respondió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >