Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Insustancial empate del Villarreal en Viena

El equipo de Calleja consigue el liderato del grupo con el exiguo botín de un punto ante el Rapid

austria viana - villarreal
Murg cae ante Santiago Caseres. Getty Images

En un ejercicio insustancial, y ya van demasiados en lo que va de curso, el Villarreal se marchó de Viena con un empate sin goles que, paradójicamente, le concede el liderato de un grupo apretadísimo con opciones para los cuatro integrantes, con una puntuación de seis puntos para el conjunto castellonense y al que siguen el Spartak de Moscú y Rangers con cinco y que cierra el Rapid con cuatro.

R. Viena

4-4-1-1

Dietmar Kühbauer

1

Strebinger

3

Mert Müldür

6

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Sonnleitner

19

Marvin Potzmann

17

Cambio Sale Mbombo

C. Dibon

9

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Veton Berisha

8

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Stefan Schwab

97

Ivan

39

Dejan Ljubicic

22

Cambio Sale Manuel Martic

Pavlovic

10

Cambio Sale Christoph Knasmüllner

Murg

13

Andrés

6

Víctor Ruiz

2

Mario

23

Cambio Sale Ramiro Funes Mori

Bonera

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Santiago Cáseres

22

Cambio Sale Fornals

Raba

19

Cazorla

16

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Alfonso Pedraza

24

Cambio Sale Karl Toko Ekambi Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Miguel Layún

10

Sansone

7

Gerard Moreno

Villarreal

3-5-2

Javier Calleja

El Villarreal fue de poco a nada en el partido hasta conseguir dar vida al conjunto austriaco humillado en la jornada anterior en La Cerámica y que, ante los suyos, superaron el vértigo de enfrentarse al equipo de Calleja, en la actualidad, un grupo sin alma, cada día más vulnerable, de discurso vacío, sin fútbol ni pegada, preocupante a nivel individual y coral. Tras un aceptable comienzo, el Villarreal se fue difuminando y vulgarizando, lo que animó al Rapid que en la segunda mitad se lanzó a por la victoria.

Nada hacía presagiar lo que acontecería en el transcurso del choque. Al cuarto de hora, Pedraza y Cáseres avisaron al Rapid de que el Villarreal no pretendía especular en el partido. El conjunto austriaco se tomó sus precauciones después de los cinco goles encajados dos semanas atrás en La Cerámica. Ni la acumulación de defensores evitaba las llegadas amarillas al área vienesa, con el portero Strebinger de protagonista al detener dos remates de Sansone y Raba. Las ocasiones del Villarreal no minaban la moral del Rapid, inferior al conjunto de Calleja que retocó el once con el pensamiento también en LaLiga.

R. Viena
Villarreal

43.1%

56.9%

0
0
4
4
5
4
4
5
2
5
  • 5

    4

  • 3

    4

  • 0

    0

  • 13

    11

  • 11

    14

  • 154

    135

  • 60

    61

  • 7

    1

  • 0

    0

A las órdenes de Cazorla, en el eje del centro del campo el asturiano acompañando a Cáseres, el Villarreal aparentaba controlar la situación a la espera de encontrar el acierto en la meta austriaca. Con el paso de los minutos el Villarreal fue perdiendo intención. Al partido le faltaba ritmo, lo que beneficiaba al Rapid que se asomó al área de Andrés Fernández y al que Berisha obligó a intervenir. Los de Calleja no encontraban continuidad y cadencia en el juego, sin un jugador capaz de filtrar el último pase, alejado Cazorla de la mediapunta, poco participativos Raba y Sansone, más vertical que pausado Pedraza, esforzado y sin tacto Layún. Ante la poca pericia e imprecisión del Villarreal, los austriacos fueron soltándose en ataque, mientras los nervios aparecían en los jugadores amarillos cobrándose Cáseres y Layún sendas cartulinas amarillas antes de tomar el descanso.

Tras el receso, el Villarreal seguía igual de plano y el Rapid se lo pudo hacer pagar caro con una magnífica oportunidad de Pavlovic cuyo remate de primeras rozó el palo derecho de la portería Andrés Fernández que siguió la trayectoria del esférico con la mirada. El encuentro demandaba soluciones para el Villarreal desde el banquillo, mientras Calleja malgastó un recambio con la entrada de Funes Mori tras el descanso sustituyendo a Bonera. El defensa italiano, a sus 37 años, está para cuatro ratos. La entrada posterior de Ekambi, autor de dos goles y dos asistencias ante los austriacos en La Cerámica, aumentaba los argumentos ofensivos amarillos.

El Villarreal seguía atascado en ataque mientras el Rapid contestaba con balones directos y transiciones rápidas que alertaban a la defensa castellonense y a Andrés Fernández. Calleja intentó envidar con la entrada de Pablo Fornals buscando solucionar en un cuarto de hora tras desperdiciar 75 minutos, ya con el equipo austriaco sometiendo a un Villarreal desdibujado que no sacó rédito a su empuje final. El empate le deja el liderato y un sabor amargo mientras Calleja sigue perdiendo crédito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >