Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pesic: “Está bien haber perdido por cómo jugamos”

Un orgulloso Montakit Fuenlabrada propina la primera derrota del Barcelona en la Liga Endesa

Fuenlabrada Barcelona
Rupnik supera a Kuric EFE
Liga Endesa ACB Jornada 7

Finalizado

El Barcelona de Pesic perdió su primer partido en la Liga Endesa en Fuenlabrada (79-73). En el duelo inaugural de la séptima jornada, el Montakit del Néstor García llevó el partido a su terreno y sorprendió a su rival con un sobresaliente Luka Rupnik, decisivo con 8 puntos en el tramo final. “Alguno de nuestros jugadores deben aprender mucho de lo que ha pasado hoy aquí. En esta liga no te puedes relajar ningún fin de semana y no vale con empezar a jugar en el tercer cuarto. Si hubiéramos ganado no hubiera sido merecido. Nadie quiere perder ningún partido, pero está bien haber perdido por cómo jugamos. Tenemos que cambiar el chip en nuestras cabezas si queremos ser el Barcelona”, analizó con crudeza Pesic tras la derrota, en un discurso autocrítico de principio a fin. “No nos preparamos bien para este partido. No bastaba con jugar y defender un rato. El rival nos superó en agresividad en ambos lados de la pista. Ahora hay que buscar explicaciones y soluciones. Un entrenador ni celebra ni llora”, sentenció.

En el Palau se celebraba el jueves ante el Maccabi la tercera victoria consecutiva en Europa. No enlazaba el Barça tres triunfos continentales desde hace dos años; no superan los azulgrana esa cifra desde las seis que encadenó en la temporada 2015-2016, la última de Xavi Pascual. Pero la racha se frenó en Fuenlabrada porque los de Pesic demostraron no tener aún el grado de solidez suficiente como para estirar su competitividad sin paréntesis.

Desde el parcial de 6-0 construido en los dos minutos iniciales, el Montakit se hizo con la iniciativa en el marcador a través de la defensa y no soltó el mando en toda la primera mitad. Apenas asomó la cabeza el Barça con un fugaz 24-26, a 4m 19s del descanso, que quedó rápidamente anulado con un triple de Clark. Llegaba el conjunto del Che Garcia a la cita tras perder entre semana frente al Hapoel Jerusalén de Amare Stoudemire por 30 puntos, pero logró rearmarse para plantar cara sin remilgos a uno de los dos invictos de la competición. Condición que perdieron los de Pesic este sábado. A pesar de su 1 de 12 en triples, de tener más pérdidas de balón (5) que asistencias (4) y de ser ligeramente inferior en el rebote, en la primera mitad, el orgullo fuenlabreño pesó más en los primeros 20 minutos que el caché barcelonista (35-34, m. 20). El Barça dejó creer a su rival y acabó cediendo ante su empuje.

En ese tramo inicial, tan solo Oriola y Kuric produjeron a un ritmo razonable en las filas visitantes. Bellas y Rupnik le ganaron la partida a Heurtel y Pangos, la intimidación de Zanna acható a los pívots del Barça y los rebotes de Clark resguardaron la ventaja del Fuenlabrada. Con un triple de Oriola y otro de Heurtel espabiló el equipo de Pesic, que armó un parcial de 2-10 en la reanudación para conseguir 7 puntos de ventaja (37-44, m. 23). Pero una antideportiva de Tomic y el segundo acierto fuenlabreño desde el 6,75, de Eyenga, sirvieron para mitigar el estirón culé. Suficiente para que el Fernando Martín activara su mística en busca de la sorpresa. El Barça había llegado demasiado tarde.

A base de remar, el Montakit alcanzó la recta de meta con un solo punto de desventaja (51-52, m. 30). Dos triples consecutivos, uno de Nogueira y otro de Cruz, desataron el optimismo en la tropa del Ché (57-52, m. 31). Y el porte de suficiencia de los azulgrana mutó en preocupación. Se ajustó el pulso y se activó Rupnik. El esloveno se convirtió en un torbellino para liderar a los suyos. El Fuenlabrada, que sumaba un enclenque 3 de 22 en triples en los primeros 30 minutos, coronó el último cuarto con un 5 de 9 desde el 6,75. Ganaba el Barça 62-64, a 4m 44s del final, después de dos tiros libres de Heurtel. Pero llegó un triple de Popovic y ocho puntos consecutivos de Rupnik, con dos triples más, que completaron un parcial de 11-2 y desataron el jolgorio en la hinchada local (73-66, m. 38). El Barça se quedó grogui y no encontró margen de reacción. ‘Mi gran noche’ de Raphael atronó en la megafonía del Fernando Martín. “Fue un partido durísimo y logramos una victoria grandísima. Fuimos capaces de mantenernos defensivamente intensos y llevar ahí el partido. Pasamos del ridículo a lo sublime en pocos días y ahora vamos a buscar el equilibrio y la regularidad”, analizó el Che García.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información