liga santander | entrevista

Morales: “Conservo mucho del fútbol sala”

Descartado a los 10 años por el Real Madrid, el delantero del Levante visita este sábado el Bernabéu

José Luis Morales, jugador de Levante.
José Luis Morales, jugador de Levante.Mónica Torres

El mascarón de proa del Levante que este sábado (13.00, beIN) visita el Bernabéu es José Luis Morales (Madrid, 1987), una centella. Descartado a los 10 años por el Real Madrid, Morales, futbolista regateador, forma parte del cuerpo de jugadores anónimos del campeonato. En el Levante, después de maravillar en la Tercera madrileña, se ha hecho visible para el gran público. Llegó tarde a la élite. Quizás por eso corre tan deprisa.

Más información
Bardhi, un 27% de acierto en el lanzamiento de faltas
El Levante frena al irreconocible Alavés
El Valladolid remonta al Levante para obtener su primera victoria
Paliza de un Sevilla voraz a un Levante facilón

Pregunta. ¿Dónde nace el Morales futbolista?

Respuesta. En la calle, en el parque de San Isidro en Getafe y en el colegio. Soy un jugador de calle, uno de patio de colegio. En la escuela de la calle, en el parque, aprendes a jugar.

P. ¿Nunca hizo atletismo?

R. No, aunque corrí cross con el colegio. Había una competición de fin de semana y llegué a representar a Getafe una vez. Sí tuve un profesor que quiso que me apuntara a atletismo pero yo prefería jugar al fútbol.

P. ¿Sabe a qué velocidad corre?

R. Siempre he corrido rápido. Según los datos que miden los técnicos, he llegado a 34,8 km/h. 

P. ¿Rápido con y sin balón?

R. Hay jugadores que son más explosivos cuando tienen el balón en los pies. En mi caso con balón y sin balón soy bastante rápido. Tengo esa virtud para las contras y es algo que explota el equipo.

P. ¿Por qué no lo captó ninguna gran escuela de Madrid?

R. Cuando era pequeño el fútbol era una diversión y me gustaba jugar en la calle. Lo que más influyó es que yo no quería salir del equipo en el que estaba jugando porque estaban mis amigos.

P. ¿A qué edad llegó a su primera escuela de fútbol?

R. Al Brunete a los 11 años. Hasta entonces jugaba al fútbol sala. Pasé a jugar al fútbol porque el entrenador de mis amigos me vio en un torneo de fútbol sala de Navidad y me comentó si quería jugar en campo grande.

P. ¿También lo llevó a hacer unas pruebas del Real Madrid?

R. Exacto. Pero no me cogieron. Había muchos niños. 

P. ¿Qué aprendió en el fútbol sala que utiliza en el fútbol?

"No quiero perderme nada. Todo pasa muy rápido y cuesta disfrutarlo. Pasó el tren de mi vida y lo cogí con 24 años" 

R. El recorte, a hacer el último recorte antes de finalizar. Por ejemplo ante el Betis lo utilicé antes del golpeo porque sabía que el defensa se iba a tirar al suelo. Es un recorte muy típico que se suele hacer en fútbol sala y siempre lo he hecho. Conservo muchas cosas de aquella etapa.

P. ¿Llegó tarde a la élite?

R. Estaba en el Fuenlabrada en Tercera a punto de cumplir los 24 años. Ese año me fichó el Levante para su filial. Habían ido a ver a otro jugador y me ficharon a mí. Jugué en Tercera y en Segunda B. Pensaba que era difícil quedarme cuando me comunicaron que me iban a hacer ficha del primer equipo. Salí cedido al Eibar y allí ascendimos a Primera. Volví y debuté con el Levante a los 27 años en Primera.

P. ¿Por eso ahora va deprisa?

R. No quiero perderme nada. Todo pasa muy rápido y cuesta disfrutarlo. Cuando estaba en el Parla en Tercera antes del Fuenlabrada nunca me planteé ser profesional. Solo era feliz jugando al fútbol. Luego pasó el tren de mi vida y lo cogí con 24 años. 

P. ¿Por qué le llaman El Comandante?

R. Me puse yo el apodo y caló en el vestuario. En un partido contra el Rayo en casa marqué y lo celebré con el saludo militar.

P. Es capitán y una figura referencial para la afición...

R. Valoro estar cómodo y soy agradecido. El Levante apostó por mí y se lo voy a devolver con muchos años, haciendo buenos partidos y manteniendo al equipo en Primera. Mi familia es humilde, nunca ha tenido lujos, y mis padres me educaron en valorar todo lo que me han dado aquí. El año del descenso decidí quedarme. Me siento querido y el cariño es recíproco. Puede sonar raro pero en estos tiempos en los que el fútbol se ha convertido en un negocio yo valoro el sentimiento que me demuestran aquí a diario.

"Lo veo con problemas para hacer gol. Les está faltando pegada. Se nota la ausencia de Cristiano"

P. ¿Lejos del fútbol qué hace?

R. Por la tarde veo series, ahora Juego de tronos, paso el tiempo con mi pareja… vida normal. Ahora estoy pensando si estudio inglés. Y veo sobre todo fútbol.

P. ¿Qué ha visto del Madrid?

R. Lo veo con problemas para hacer gol. Les está faltando pegada. Se nota la ausencia de Cristiano porque no tiene a nadie que haga sus goles, una barbaridad. Nosotros no vamos al Bernabéu para ser uno más en su fiesta. Vamos a jugar de tú a tú.

P. ¿Qué le ha dado Paco López al equipo?

R. Nos dio confianza cuando llegó. Estábamos temerosos y con mucha presión por si perdíamos la categoría. No ganábamos a nadie. Él nos dijo que nos quitáramos el miedo, que donde se sufre es en la vida real. Que jugáramos sin presión. Nos transmitió su pasión. A mí me cambió de posición. Me sacó de la banda y me puso a jugar de delantero, aunque tengo libertad para dejarme caer a banda y moverme por todo el frente del ataque.

P. ¿Son un equipo con buen rollo?

R. Somos un equipo feliz. Hemos hecho un buen vestuario. Sin unión ni alegría no se consigue nada. Tanto los titulares como los suplentes conocen su rol.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS