Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça sufre de nuevo con los centrales

Las lesiones de Umtiti y Vermaelen dejan a Piqué y Lenglet como únicas opciones y el club estudia fichar en invierno

Vermaelen trata de quitarle el balón a Fernandes. Ampliar foto
Vermaelen trata de quitarle el balón a Fernandes. AP

Hay pocas demarcaciones tan sensibles en el Barcelona como la de defensa central. Condicionados por el estilo, a la secretaria técnica azulgrana le cuesta encontrar en el mercado un zaguero con planta para el Camp Nou. Hasta que apareció Umtiti, en el club costaba borrar la estela de Puyol por mucho que Mascherano se afianzara en la zaga junto a Piqué. El problema para Valverde es que el francés tiene la rodilla izquierda en terapia intensiva, sumado a que a Vermaelen tiene (una vez más) una lesión muscular. Entonces, en la víspera de un calendario tan duro como apretado —después del parón, en 20 días el Barça se medirá con el Sevilla, el Inter en dos oportunidades, el Madrid, el Rayo y el Betis—, al Txingurri no le queda más remedio que tirar de Lenglet y Piqué.

Desde que llegó al Barcelona en la temporada 2014-2015, Vermaelen ha sufrido 10 lesiones, siete musculares. La última, el viernes en el duelo entre Bélgica y Suiza en la Liga de las Naciones. La temporada pasada, Valverde pudo contar con el belga cuando tuvo a Umtiti y Mascherano en la enfermería. Entonces cumplió. Esta campaña, sin embargo, el belga había desparecido de las convocatorias hasta el partido ante el Leganés (disputó 70 minutos como lateral) y jugó todo el duelo ante el Valencia como pareja de Piqué. En su primer curso en el Camp Nou, el belga pasó por el quirófano después de no curar una cicatriz muscular que se le repetía a cada esfuerzo. Cuatro años después, la situación no ha cambiado mucho para Vermaelen, siempre más cerca de la enfermería que del campo. Desde 2014, solo ha disputado 44 encuentros entre todas las competiciones.

Umtiti completó la temporada pasada un curso sin respiro entre el Barça y la selección francesa, con la que fue campeón del mundo. Hasta que la rodilla izquierda ha dicho basta. “Lesión en el cartílago”, explicó el club. No es nuevo. El francés arrastra el problema desde el curso pasado, una situación que también tuvo en cuenta Deschamps cuando le hizo descansar en la fase de grupos en Rusia. Aunque en el club valoran la posibilidad de operar al francés, por ahora se le hará un tratamiento conservador para evaluar cómo se desarrolla la lesión.

Las dos bajas dejan a Piqué y Lenglet como únicas opciones para el centro de la zaga. A los 31 años, el central catalán es el jugador que más minutos acumula este curso (990, empatado con Ter Stegen). Valverde hizo descansar a Messi, no a Piqué. No tiene muchas alternativas el preparador azulgrana, sin más centrales diestros en la plantilla que el 3. “Así está confeccionado el grupo. Hay veces que las piernas pesan, por suerte no tengo lesiones y estoy acostumbrado a jugar muchos partidos en una temporada”, señaló Piqué.

Su pareja será ahora Lenglet, de 23 años, con quien en el Barça están encantados. “Es muy inteligente, tenemos central para mucho tiempo”, subrayan desde el club. Sin embargo, en el vestuario aseguran que “todavía no se entera mucho de la película”. Situación que corrobora el propio Lenglet, que suma 340 minutos con la camiseta del Barça. “Me queda mucho trabajo para sentir que aporto en el equipo”, le dice el francés a sus allegados. No le quedará más remedio que acelerar su adaptación.

Mientras, en la secretaria técnica estudian la opción de apresurar su estrategia de fichajes para el mercado de invierno en el caso de que Umtiti tenga que pasar por el quirófano. Ocurre, sin embargo, que el deseo del club, De Ligt, es difícil que pueda aterrizar en enero. Por ahora, el Ajax no parece dispuesto a negociar por el central, de 19 años y 1,88m, y con contrato hasta 2021. En el filial azulgrana están Jorge Cuenca y el uruguayo Ronald Araujo. “A Jorge todavía le falta para el primer equipo y Ronald, que nos recuerda a Giménez del Atlético, todavía no tiene autorización para jugar”, concluyen en el club. Valverde no tiene más alternativa que Piqué y Lenglet.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información