Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bale vuelve a pedir el cambio por lesión

El galés, que no jugó la segunda parte del derbi ni contra el CSKA, se retira con molestias, igual que Benzema tras el primer tiempo

Bale, ante el Alavés.
Bale, ante el Alavés. REUTERS

Quedaba poco menos de un cuarto de hora de partido cuando Gareth Bale hizo el gesto inequívoco del cambio hacia el banquillo. El galés volvía a jugar después de retirarse en el descanso contra el Atlético y de no viajar a Moscú por precaución. “Gareth está bien”, dijo Lopetegui en la previa y el 11 blanco saltó a Mendizorroza. Durante los minutos que disputó, Bale se mostró activo —puso cuatro centros al área— pero impreciso —falló nueve pases, el que más de su equipo junto a Varane—. Encaró aunque nunca se marchó de su par. Su paso por el partido fue mediocre, igual que el de la mayoría de sus compañeros del Madrid. Es la segunda vez consecutiva que Bale no concluye un encuentro por problemas físicos, la 12ª desde que está en el Real Madrid, todo un rosario de lesiones que parecía olvidado a comienzos de temporada pero que ha reaparecido justo cuando arrecia la tormenta en la casa blanca, cuando hacen falta hombres de ataque y gente con gol.

La marcha al banquillo del galés en Vitoria fue curiosa. Llevaba unos minutos deambulando por el césped para no forzar, pero él mismo quiso lanzar una falta cuando Vinicius ya esperaba para entrar, lo que supuso que el cambio se retrasase un poco más. Los planes de Bale eran irse con su selección, Gales, ahora durante el parón internacional y jugar contra España el jueves en Cardiff, cosa que ahora está en el aire.

Lopetegui salió de inicio con Bale y Benzema en la delantera, prescindiendo de un tercer atacante. Ambos jugadores abandonaron el partido antes de tiempo. El francés ni siquiera saltó al campo tras el descanso; Mariano lo hizo en su lugar. El entrenador blanco lo explicó tras el duelo: “Se han juntado todas las cosas negativas que se podían juntar. Las lesiones de Karim y de Gareth, más los últimos partidos. Todo ha pesado en la mentalidad del equipo”. Ahora el Madrid tiene dos semanas para lamerse las heridas. Ya se verá si es mucho o poco tiempo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >