Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laia Palau: “Es una medalla de oficio y de carácter”

La capitana de la selección y el resto de las jugadoras valoran el bronce como una de las conquistas más difíciles de la secuencia histórica del equipo

La Reina doña Letizia felicita a las jugadoras de la selección
La Reina doña Letizia felicita a las jugadoras de la selección

Laia Palau debutó con España en 2002 y en 16 años ha vivido 11 de las 13 medallas de la selección femenina. Historia pura. “Esto vale oro. Me parece increíble lo que hacemos. Subirnos al podio otra vez es una locura”, exclamó la capitana en las galerías del pabellón Santiago Martín de San Cristóbal de la Laguna. A sus 39 años y tras concederse el reenganche al equipo después de haber anunciado su retirada tras el oro europeo de 2017, Palau dimensionó por todo lo alto el bronce conquistado ante Bélgica en Tenerife. “Hemos remado mucho, sin estar siempre finas y tirando mucho de carácter. Nos ha tocado superar las dudas, la derrota con Australia… Todas las medallas son complicadas, pero probablemente esta sea la más difícil de todas por lo que nos ha tocado batallar. La adaptación ha sido clave una vez más en este equipo. Es muy especial”, desarrolló en una reflexión a la que después se fueron sumando todas sus compañeras. “Podíamos haber brillado un poco más, pero ha sido un campeonato de oficio, de valor. No ha habido rodillo ni fluidez, pero hemos peleado como siempre y como nunca. Lo sabemos hacer por a, por b, o por c”, remató la capitana.

El altísimo ritmo de la selección española, en ataque y en defensa, derritió a Bélgica, que anotó 60 puntos con tan solo un triple. A España le sobraron cinco minutos ante Australia o le faltaron algunos días para recuperar la mejor versión de muchas de sus piezas clave. Pero su lucha acabó bañada en bronce. “No cambiaría nada. Las medallas no las regalan en los supermercados y estoy orgullosísimo de este grupo. Es un bronce Mundial después de un oro europeo y una plata olímpica”, señaló Lucas Mondelo, que acababa de ganar su partido número 100 al frente de la selección. “Todo lo que nos ha pasado nos ha hecho crecer y endurecernos. El mundo tiene que ser consciente de lo difícil que es hacer lo que hacen estas chicas ¿Os acordáis cuando Indurain ganaba los Tours como churros? En 25 años no ha aparecido otro. Y ya veréis cuando el Dios Nadal se retire”, prosiguió el seleccionador mencionado a lo más célebre de la enciclopedia deportiva española. “Hay que disfrutar esto. Ha sido muy bueno que la gente haya podido vivir esto y homenajear a un grupo de leyenda”, contó el seleccionador antes de detallar las claves de este recorrido, con seis medallas en seis años como seleccionador. “Es mejor no darnos cuenta de lo que hacemos. No mirar atrás para no mirarnos el ombligo. Sabemos lo que cuesta. Otros países van y vienen y estas chicas siempre están ahí”, completó.

Entre las felicitaciones de la Reina doña Letizia y del resto de autoridades, las jugadoras siguieron paladeando su conquista. “Nos hemos rearmado durante todo el torneo a base de ovarios. La derrota ante Australia fue durísima porque luchamos mucho y lo tuvimos muy cerca. Pero supimos levantarnos y luchar por esto. Jugar un Mundial en casa lo puede todo. Mantenemos la esencia de este grupo y ojalá no pare nunca esta secuencia histórica”, repasó Anna Cruz. “Ya pondrán adjetivos a lo que estamos haciendo. Este grupo es increíble y la medalla tiene muchísimo valor y es muy especial para nosotras. Hemos sido fieles a nuestro lema de resistencia. Hemos visto a un gran grupo de jugadoras en el que todas hemos sumado”, sumó Silvia Domínguez. España tenía el bronce colgado al cuello en su Mundial.

Más información