Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NBA

Raúl López será entrenador ayudante en los Utah Jazz de Ricky Rubio

El jugador catalán regresa a su exequipo y desde hace dos veranos ya trabajaba personalmente la técnica de tiro del base del Masnou

Raul Lopez Ampliar foto
Raúl López, en mayo de 2016, en su despedida con el Bilbao. EFE

Raúl López vuelve a Utah. El exbase de Vic, a sus 38 años, se integrará en el equipo de entrenadores que dirige Quin Snyder. Concluida su carrera como jugador hace dos temporadas tras un último periplo en Bilbao, Raúl López ejerció de director técnico en el club vizcaíno. El pasado 13 de junio dimitió de su cargo, una vez se consumó el descenso del equipo vizcaíno a la Liga LEB.

Desde hace dos años, Raúl ha trabajado durante los periodos de verano con Ricky Rubio con el objetivo de mejorar, sobre todo, la técnica de tiro del base del Masnou y líder de los Utah Jazz. Ahora, volverán a trabajar juntos. Y lo harán en el equipo en el que Raúl López militó durante dos temporadas, desde 2003 hasta 2005.

El 29 de junio de 2017, Ricky Rubio, que entonces todavía jugaba con Minnesota Timberwolves, desveló en una entrevista con EL PAÍS: “Raúl López me está dando cuatro clases. Se me ocurrió que podía enseñarme un poco y me está gustando. A ver si le puedo robar un poco la genialidad que tenía. Cada año busco incorporar aspectos nuevos a mi juego. Cuando se lo propuse le sorprendió un poco, pero es algo que nos hace ilusión a los dos. Para mí es aprender un poco de un ídolo, un honor”.

Utah disputó los playoffs la pasada temporada. Superó a Oklahoma City, el equipo de Westbrook y Paul George, en la primera ronda. Cayó en las semifinales de la Conferencia Oeste ante Houston Rockets (4-1) después de que se lesionara Ricky Rubio. Para esta próxima temporada cuenta con un quinteto con Ricky Rubio, Donovan Mitchell, Joe Ingles, Rudy Gobert y Derrick Favors. También cuenta con Dante Exum, Alec Burks, Royce O’Neale, Ekpe Udoh y Jae Crowder, entre otros.

Utah fichó a Raúl López del Real Madrid, que a su vez había pagado 300 millones de pesetas para ficharlo cuando militaba en el Joventut de Badalona. Su fichaje por Utah lo convirtió en el tercer jugador español en la NBA, tras Fernando Martín y Pau Gasol.

Lesiones

Pero su aventura en la NBA no empezó bien. En un amistoso con la selección española, en agosto de 2002, se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha, y se perdió toda la temporada. Llovía sobre mojado, porque la temporada anterior, en el Real Madrid, ya se rompió los ligamentos y estuvo seis meses convaleciente.

Por fin, el base de Vic, jugó con los Jazz 81 partidos en la temporada 2003-2004 y en la siguiente solo pudo disputar 31 encuentros debido a sus problemas físicos. Finalmente, regresó a la Liga española, enrolado en las filas del Akasvayu Girona. Pese a que existían muchas dudas sobre su recuperación de tan graves lesiones, Raúl demostró su pundonor y capacidad de sacrificio y adaptación a su nuevo estado físico. Continuó jugando a un alto nivel, regresó al Real Madrid, continuó en el Khimki y concluyó en el Bilbao a punto de cumplir 36 años.

Raúl López fue uno de los líderes de la generación de oro. Él era el director de orquesta del equipo que ganó el Mundial júnior de 1999 en Lisboa y que un año antes ya había ganado también el Europeo Sub-18 en Varna. En 2001, ya con la selección absoluta, logró la medalla de bronce en el Eurobasket de Turquía. Tras sus graves lesiones, regresó a la selección para ganar la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 y la primera medalla de oro de España en un Eurobasket, el de 2009 en Polonia. Disputó 72 partidos con la selección.

Ahora, en Utah, continuará unido a Ricky Rubio, sabedor el base de los Jazz de que el tiro suele ser su gran lunar en muchas fases de la temporada. El pasado curso, Rubio tuvo un 41,8% de acierto, rebajado a un 35,2% desde la línea de tres puntos. El base de Utah Jazz selló 13,1 puntos de promedio, cifra ligeramente más alta que los 10,8 de media que constan en su carrera.