Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Hubo una reacción, y eso es lo más importante”

El técnico del Atlético valora la capacidad de su equipo para sobreponerse al gol del Mónaco y lamenta la peligrosidad generada por el mal estado del césped

Atletico de Madrid
Simeone, durante el partido ante el Atlético. AP

Castigado como estaba, no pudo ocupar el banquillo pero aseguró que su ubicación en el Stade Louis II no le desagradó en absoluto, más bien todo lo contrario. "La verdad es que se veía fantástico ahí arriba", bromeó Diego Simeone, que no paró de gritar y de moverse de un lado al otro de un espacio que se le quedaba corto por todas las esquinas. "Parecía todo más normal que abajo", prosiguió el técnico, cuya voz se escuchó nítida en medio del bullicio, y que después, con la victoria en el bolsillo, rebajó ostensiblemente para alivio de sus cuerdas vocales. "Hubo una reacción del equipo, que fue lo más importante de la noche. Los centrales hicieron un gran partido, también Koke, y el trabajo de Correa y Juanfran por la bandda derecha nos permitió llegar hasta Griezmann y Diego Costa", analizó el preparador argentino, que tras su cuarto partido de sanción podrá volver a sentarse en el banquillo en el próximo partido europeo.

"Empezamos perdiendo y dimos la vuelta al marcador, pero el equipo siempre estuvo cómodo. Es normal sufrir en un campo complicado, mira cómo estaba el césped. Pero supimos sufrir y pudimos ganar", señaló por su parte Diego Costa, finalizador de la mejor jugada de su equipo en todo el partido. "Era difícil tener precisión porque el campo estaba complicado, pero no solo el gol, otras situaciones que hubo en la antesala del gol en el último pase fueron generadas de una manera importante", indicó el técnico argentino, que lamentó la peligrosidad del césped, en un estado impropio para una competición como la Champions. "Cuando te encuentras un césped así no me preocupa jugar mejor o peor, sino las piernas de los futbolistas", indicó.

El primer gol llegó tras una combinación tan rápida como precisa de Juanfran, Koke y Griezmann, que colocaron a Costa con la portería de cara y la carrera lanzada. "No estábamos dando lo mejor de nosotros y la suerte tampoco nos estaba acompañando, por eso teníamos que ganar para cambiar la dinámica", señaló el hispano-brasileño. "Necesitamos volver a ser fuertes a balón parado como aquella liga (2013-2014) que ganamos en las que esas jugadas parecían penaltis", señaló por su parte Giménez, el otro goleador el encuentro.

"Nos han metido un gol un poco raro y no es fácil remontar partidos así pero hemos tenido personalidad para remontar", resumió por su parte Rodrigo, uno de los jugadores que más velocidad le dieron a las transiciones ofensivas de su equipo. Sin embargo, uno de los jugadores que recibió una caricia de Simeone fue Griezmann, objeto de cuestión por sus piques dialécticos con Sergio Ramos. "Empezamos en desventaja y él apareció en lugares donde hace daño. Es un jugador determinante y la combinación que tuvo con Costa fue desequilibrante. Hizo un gran partido", le defendió el argentino, que no quiso valorar las declaraciones del capitán blanco. "Cuantos más hombres tengamos mejor jugaremos", se limitó a decir.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.