Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Alba: “Yo nunca hablé mal de Luis Enrique”

El lateral, ausente en la primera lista del ex entrenador azulgrana, asegura que le sorprendió su ausencia

Jordi Alba celebra con este gesto su gol ante el Huesca. Ampliar foto
Jordi Alba celebra con este gesto su gol ante el Huesca. EFE

Jordi Alba no lo quiere ver. La jugada fue como siempre; el festejo del lateral, no. Messi apareció por el callejón del 10, levantó la cabeza y filtró uno de esos pases extraordinariamente ordinarios en el Camp Nou para Alba. Y el 18 mandó el balón a la red. Hasta aquí todo normal. Pero el lateral se tapó los ojos en la celebración. Un festejo extraño, que llega justo después de quedar fuera de la primera lista de Luis Enrique como entrenador de la selección española. Una ausencia que el técnico asturiano no quiso valorar. “Jordi tendrá que gestionarlo de una manera natural y trabajar para volver”, había advertido Ernesto Valverde en la previa del duelo ante el Huesca. Y parece que el lateral de L’Hospitalet le hace caso a su entrenador, trabaja para recuperar su lugar en La Roja, por ahora propiedad de Marcos Alonso y Gayà. “Me sorprendió mi ausencia, llevaba muchos años en la selección”, expuso el lateral azulgrana, que jugó 66 partidos y marcó ocho goles con La Roja.

Yo no tengo ningún problema con nadie. Luis Enrique no me llamó y yo no tengo por qué llamar a nadie. Está claro que yo quería ir a la selección, pero es una decisión del entrenador y hay que respetarla”, aseguró Jordi Alba. Y borró cualquier duda sobre una supuesta mala relación con Luis Enrique. “Yo nunca hablé mal de él. Considero que es un gran entrenador. Es cierto que no tuve muchos minutos en su último año”, añadió.

Siempre más ofensivo que defensivo, Jordi Alba fue el segundo jugador azulgrana que más balones recuperó ante el Huesca, seis, solo superado por el portero Ter Stegen (ocho). Además, el lateral participó en el 2-1. “Llevo muchos años en el Barça. Tanto el año pasado como este comencé muy bien. Y si me llaman de la selección mucho mejor”, sostuvo Alba. De su bota izquierda salió el pase que terminó con el gol en propia puerta de Pulido. Firmó una planilla con dos remates a portería, uno menos que los goleadores del duelo Messi y Suárez, que buscaron a Werner en tres oportunidades cada uno. El delantero uruguayo vivió también una tarde de reivindicación en el Camp Nou. Cuestionado por su falta de puntería, el atacante responde con su sello, el gol. No es la primera vez que se pone en duda su poder goleador, siempre en cada amanecer de campaña. “Son las mismas preguntas que la temporada pasada”, se quejaba Valverde cuando le cuestionaban por las dianas del charrúa, que no llegaban. “Siempre estoy con las ganas de poder ayudar al equipo”, resolvió Luis Suárez después de firmar su primer doblete de la campaña.

El suspense del VAR

Eso sí, su primer gol llegó con suspense después de la intervención del VAR. “Ya no te dan ganas de celebrarlo, porque te entra la duda. Te saca lo lindo, la adrenalina de marcar. Pero para algo estará, seguro que ayuda”, señaló Luis Suárez. Valverde, en cambio, está más entusiasmado con el vídeo arbitraje. “Ya nos acostumbraremos a esto de celebrar el gol con retardo. Tengo la sensación de que todo es más justo y de que tampoco se pierde tanto tiempo”, celebró Valverde.

Festejó el técnico la implementación de la tecnología, festejó Alba su gol. Se tapó los ojos, calcada celebración a la de Pedro en el Chelsea, otro ausente en la primera lista de Luis Enrique. “Lo celebré así por mi hijo, ahora no lo entiende pero en el futuro lo hará”, resolvió el lateral. No quiere mirar, sí marcar.

“Si regalas algo al inicio, LaLiga se te complica”

“Arrancamos un pocos dormidos, pero después reaccionamos”, resumía Luis Suárez. Porque sí, el Barcelona marcó ocho goles, pero tendrá otras cosas que analizar el técnico Ernesto Valverde. Por ejemplo, por qué encajó dos tantos. O cómo trabajó el equipo en defensa. “En la primera jugada hemos recibido un gol, lo bueno es que no lo hemos acusado mucho. No hemos recibido tantas ocasiones, sin embargo nos han hecho dos. Uno muy en frío. Y eso siempre escuece”, concedió el entrenador al término del partido. La lectura general, claro, es positiva. “Nuestro objetivo era la Supercopa y llegar al parón con nueve puntos. Los tenemos”, sentenció. Lo corroboraba Suárez: “Si regalas algún punto al inicio LaLiga se te puede complicar”. Por ahora, no lo han hecho.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información