Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Champions League se sortea con tres cabezas de serie españoles

Real Madrid, Atlético y Barcelona evitan a los campeones de las otras cuatro grandes ligas y el Valencia solo tiene un 20% de posibilidades de hacerlo y caer en un grupo liderado por el Lokomotiv ruso

Sorteo Champions League 2018
Un instante del partido entre Salzburgo y Estrella Roja con el nuevo balón de la Liga de Campeones. EFE

La cita es en Mónaco (18 horas, Gol y Movistar Liga de Campeones) y congrega a 32 equipos que conocerán sus rivales en el sorteo que sirve como puesta de largo de la competición. Vuelve la fase de grupos de la Champions League, que ajusta su formato para beneficiar a las ligas más potentes del continente. La mitad de los participantes que se pondrán en juego entre el 18 y 19 de septiembre provienen de los cuatro campeonatos más fuertes, LaLiga, Premier League, Bundesliga y Serie A italiana. A ellos se les garantiza desde esta edición un póker de participantes sin necesidad de pasar por eliminatorias de clasificación, estancia en la que se han fajado a lo largo de todo el verano un total de 53 equipos. Apenas seis tuvieron premio, cuatro menos que hasta ahora. La vieja Copa de Europa ya es una antigualla ante el formato actual que genera una paradoja: por primera vez serán mayoría en el máximo torneo continental equipos que no han sido campeones en sus ligas, 17 contra 15.

Los filtros se perciben también en la composición de las copas en las que introducirá su inocente mano Kaká, invitado de la Uefa para extraer las bolas que albergan los nombres de los equipos participantes. Para definir ese reparto se aplican coeficientes que consideran los resultados de las últimas cinco campañas en competición europea, pero por cuarta temporada consecutiva se establece que en el primer bombo solo haya equipos que han ganado sus ligas. Con dos excepciones, la de los vigentes campeones de la Champions y de la Europa League, que tienen derecho a estar entre esa nobleza. Real Madrid y Atlético se lo han ganado y por ello se unen al Barcelona entre los ocho cabezas de serie. Bayern, Manchester City, Juventus, París Saint-Germain y Lokomotiv completan un elenco en el que chirría la presencia del cuadro moscovita, apetecible rival para el resto de integrantes del sorteo. También se lo han ganado los equipos rusos en el campo: sus buenos resultados en los últimos ejercicios continentales han descabalgado a Portugal del sexto puesto en el ránking por federaciones.

En general la percepción es que los grandes pueden estar menos preocupados que hace un año. Entonces dos de los cuatro semifinalistas de la competición, Roma y Liverpool, habían partido desde el tercer bombo, que también estaba engrosado por Nápoles o Tottenham. En la edición actual solo se percibe un hueso en esa estancia, el Liverpool, que confirmó su presencia ahí tras la remontada del Benfica en Salónica ante el Paok (1-4) para darle el pase en la eliminatoria final de los play-off.

Los resultados de la última jornada de las eliminatorias trajeron noticias para el Valencia, que se preparaba para aguardar rival en el cuarto bombo y finalmente dio el salto al tercero gracias a la sorpresa protagonizada por el Estrella Roja, que igualó una desventaja de dos goles en el feudo del Salzburgo para acceder a una fase de grupos por primera vez en su historia. El cuadro serbio, campeón en 1991 con el viejo formato de competición, inició su singladura esta temporada en la primera eliminatoria previa, allá por el 10 de julio, y ha eliminado a cuatro rivales para reclamar su lugar entre los grandes.

El Valencia también está de vuelta en una edición en la que se echan en falta a algunos habituales. Arsenal y Chelsea jugarán la Europa League y dejan la representación londinense apenas en manos del Tottenham. Por primera vez Portugal no tuvo derecho a que el tercero de su liga pudiese jugar siquiera la fase clasificatoria por lo que no hay rastro del Sporting. Al Basilea lo liquidó el Paok y el AEK Atenas fulminó al Celtic en un cambio de guardia helena porque el Olympiacos, asíduo en la Champions, quedó tercero en su liga y no pudo jugar ni la previa. Vuelven, eso sí, otros viejos conocidos como el Ajax o el Inter, que con solo dos participaciones europeas en los últimos cinco años cae por coeficiente al cuarto bombo y será un coco en el sorteo. Ahí estará también otro que regresa, el Galatasaray, o el Hoffenheim alemán.

Los escenarios son variados, los más complicados obviamente se presumen para el Valencia, que puede toparse con un grupo que le cruce con PSG, Manchester United e Inter o, en la cara de la moneda, con Lokomotiv, Benfica y Viktoria Plzen. Para los tres cabezas de serie españoles lo más complicado se augura si Kaká les situase con Dortmund, Liverpool e Inter. Pero lo más probable es que salgan bien servidos y empiecen a situar el foco en una competición que zanjará su fase de grupos el 12 de diciembre y a partir de entonces eliminará a catorce equipos más antes de la final del 1 de junio en el Metropolitano.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información