Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Miñaur, el talento rechazado por España

El joven, de madre alicantina y rival de Nadal en la tercera ronda, escogió Australia gracias al apoyo del exnúmero uno Hewitt. “Cuando pedimos ayuda no hubo ningún tipo de interés”, cuenta su entrenador

De Miñaur golpea de revés durante un partido en Wimbledon.
De Miñaur golpea de revés durante un partido en Wimbledon. Getty

En la terraza de esparcimiento para los jugadores, Alex de Miñaur (Sidney, 19 años) devora en cinco minutos la caja de pasta que sostiene con sus propias piernas. Antes se ha entrenado y ahora departe con el núcleo duro que le acompaña en Wimbledon. Bajo la sombrilla, en torno a una mesa de madera, su madre Esther y sus tres hermanos pequeños, Daniel, Sarah y Cristina; el técnico Adolfo Gutiérrez; su agente David Drysdale; y entre constantes idas y venidas, un exnúmero uno: el capitán australiano de la Copa Davis, Lleyton Hewitt, por el que no parece pasar la edad.

Este último es, en gran medida, la razón por la que De Miñaur, un talentoso proyecto de futuro que este sábado (14.00, Movistar+ D2) encara a Rafael Nadal en la tercera ronda del grande británico, decidió jugar bajo la bandera de Australia. La principal es Hewitt, que le ha brindado el máximo apoyo para crecer y desarrollarse en la élite; la otra es Todd Wodbridge, el exjugador que interceptó al talento con solo unos pocos peloteos durante una prueba en Roland Garros, hace siete años; y la definitiva fue el inexplicable rechazo de la Federación Española de Tenis (RFET) que mandaba por aquella época.

De Miñaur nació en Sidney, donde sus padres –Esther, alicantina, y Pancho, uruguayo– regentaban un restaurante italiano, el Giovanni’s, hasta que no consiguieron renovar la licencia y tuvieron que regresar a España, cuando Alex tenía solo 5 años. El tenista ingresó en la escuela 40-15 Club Deportivo y fue escalando hasta convertirse en el mejor español en las categorías inferiores. Los padres instalaron un lavadero de coches que se llevó por delante la crisis económica y para sostener el despegue profesional de su hijo solicitaron ayuda a la RFET, recibiendo un portazo en la cara.

“Se decantó por Australia porque las facilidades que le ponían eran mucho mayores que las de España. Cuando pedimos ayuda no hubo respuesta ni ningún tipo de interés de los que gestionaban la Federación entonces”, cuenta su preparador, Gutiérrez, que tiene un hermano (Sergio, 241 del mundo) profesional. “Después sí. Una vez que Alex eligió comenzó a jugar por Australia el nuevo presidente nos llamó; estuvieron en el club y se reunieron con la madre, pero era ya demasiado tarde. Se había comprometido y está muy feliz. Lo han integrado muy bien”, añade el técnico.

Mentalidad latina... y admirador de Federer

Quemando etapas, en enero debutó en el equipo de la Copa Davis, durante la serie de primera ronda frente a Alemania, y ahora ya figura entre los 32 mejores de Wimbledon. “Su mentalidad a la hora de jugar y entrenar es más latina que australiana. Tiene la capacidad de sacrificio español. Es atrevido, piensa que le puede ganar a todo el mundo y eso es una cosa buena”, valora Gutiérrez. “Yo soy de Federer”, reconoce el protagonista, que pase lo que pase abandonará Londres en el 69º peldaño del ranking o más arriba.

Desde pequeño soñé con jugar aquí. Rafa tiene una calidad inmensa, pero intentaré disfrutar

Hincha del Real Madrid, como su madre, reside y se entrena en Alicante con veteranos como Roberto Bautista o Guillermo García-López, aunque estos días se ha ejercitado cada mañana con los australianos. Ganó recientemente el challenger de Nottingham y ya tiene garantizada para el próximo grande, el US Open. Antes, sin embargo, un careo con Nadal. “Desde pequeño soñé con jugar aquí. Rafa tiene una calidad inmensa, pero yo intentaré disfrutar. Entraré en la pista y trataré de afrontarlo como uno más”, expresa. “La idea es es, que disfrute, porque se juega al tenis para vivir alguna vez este tipo de partidos”, corrobora su entrenador, detrás de unas gafas de sol.

“Es difícil pensar que pueda hacerle daño a Rafa, pero esperemos que disfrute de la central. Será una experiencia única para él. A ver si Alex está muy bien y Rafa no está bien, y así se compensa un poco”, añade el alicantino, que a su vez define como “responsable” y “tímido” al chico, antes de incidir en el nombre que lo apostó todo por él. “Está viviendo todo muy deprisa. Gracias a la colaboración de la Federación Australiana todo ha sido mucho más rápido y más fácil. Sin esa ayuda, sin la de Hewitt, hubiese sido mucho más lento el proceso”, valora Gutiérrez, moldeador de The Demon, como se le apoda al tenista en su país. El Demonio que pudo jugar para España y no lo hizo.

De Miñaur, con ñ.

RESULTADOS DEL VIERNES 6

CUADRO MASCULINO: Roger Federer, 6-3, 7-5 y 6-2 a Jan-Lennard Struff; Alexander Zverev, 6-4, 5-7, 6-7, 6-1 y 6-2 a Taylor Fritz; Kevin Anderson, 6-3, 7-5 y 7-5 a Philipp Kohlschreiber; Gael Monfils, 5-7, 6-4, 6-4 y 6-2 a Sam Querrey; Stefanos Tsitsipas, 6-2, 6-1 y 6-4 a Thomas Fabbiano; John Isner, 6-3, 6-3 y 6-4 a Radu Albot; Adrian Mannarino, 6-4, 6-3, 4-6, 5-7 y 6-3 a Daniil Medvedev; Mackenzie McDonald, 6-4, 6-4 y 7-6 a Guido Pella.

CUADRO FEMENINO: Serena Williams, 7-5 y 7-6 a Kristina Mladenovic; Kiki Bertens, 6-2, 6-7 y 8-6 a Venus Williams; Karolina Pliskova, 3-6, 7-6 y 6-1 a Mihaela Buzarnescu; Evyeniya Rodina, 7-5, 5-7 y 6-4 a Madison Keys; Donna Vekic, 7-6 y 6-1 a Yanina Wickmayer; Ekaterina Makarova, 4-6, 6-4 y 6-1 a Lucie Safarova; Camila Giorgi, 3-6, 7-6 y 6-2 a Katerina Siniakova; Julia Goerges, 7-6, 3-6 y 10-8 a Barbora Strycova.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información