Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Zaldúa, el hombre gol del Barcelona de los sesenta

El delantero, que ha fallecido a los 76 años, fue el capitán azulgrana en la final de las botellas del Bernabéu

José Antonio Zaldúa, en un partido con el Barcelona.
José Antonio Zaldúa, en un partido con el Barcelona.

José Antonio Zaldúa, el Nene como era conocido en el Barça, falleció ayer por la mañana a los 76 años. Nacido en Elizondo, el jugador navarro disputó 361 partidos con la zamarra azulgrana y marcó 178 goles (145 en la Liga), 27 en 46 encuentros en la primera de sus diez temporadas en el Camp Nou, (1961-1971). También jugó en el Valladolid, Osasuna y el Sabadell (1971-1975) así como en el Baztán, Oberena y Europa Delicias.

Delantero muy noble, especialmente querido por sus compañeros y también respetado por los adversarios, fue capitán del Barcelona. Zaldúa fue quien levantó la Copa en la llamada final de las botellas ganada por el Barça en Chamartín contra el Real Madrid en 1968. “Aquel día aprendí a querer al Barcelona y a Cataluña”, manifestó en una entrevista concedida a La Vanguardia después de lamentar que le llamaran “perro catalán” mientras acudía a recoger el trofeo en el estadio Bernabéu.

No fue la única, sino que ganó dos Copas más (1962-1963 y 1970-71) y una Copa de Ferias (1965-1966) después de debutar el 3 de septiembre de 1961 en un Barça-Sevilla en el Camp Nou.

Una de sus actuaciones más celebradas fue la del 6 de octubre de 1965, cuando marcó cinco goles al Utrech en un partido correspondiente a la Copa de Ferias. Algunos aficionados, sin embargo, le recordaban a menudo el gol que falló en la final de la Recopa de 1969 disputada en el estadio Saint Jakobs de Basilea contra el Solvan de Bratislava, ganado por 3-2. Zaldúa se lamentaba a menudo de aquel error, un tiro sencillo, a tres metros de la línea de gol, en un partido en que los azulgrana acusaron las bajas de Torres y Gallego así como la lesión del también central Olivella.

El delantero navarro era uno de los miembros más activos de la Agrupació Barça Jugadors. Habitualmente se reunía con los veteranos azulgrana y participaba de sus actividades, siempre solícito y educado, también cuando le requerían los medios de comunicación o le visitaban en su residencia de Sant Andreu de Llavaneres.

No olvidaba que se estrenó como barcelonista a los 19 años en el homenaje a Ladislao Kubala, que contó con la participación de Alfredo Di Stéfano y Ferench Puskas. También fue tres veces internacional con la selección española entre los años 1961 y 1963.

Zaldúa fue uno de los jugadores más distinguidos de una de las épocas más difíciles en la historia del FC Barcelona. Una lesión en una rótula y una temporada en la que apenas contó para el entrenador, Vick Buckingham, condicionaron su rendimiento en el Camp Nou.

El funeral por Zaldúa se celebrará mañana en Mataró.