Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No hemos jugado como verdaderos campeones”

Alemania hace autocrítica tras la debacle de quedar eliminados en la primera fase y Löw está contra las cuerdas

Joachim Löw llega al aeropuerto de Frankfurt tras caer eliminado del Mundial.
Joachim Löw llega al aeropuerto de Frankfurt tras caer eliminado del Mundial. AFP

Hace cuatro años el periódico Bild, el más leído en Alemania, publicó en su primera página un titular que solo contenía dos palabras para referirse al histórico triunfo de la selección alemana ante Brasil cuando logró derrotar al anfitrión por siete goles y uno en contra. “Ohne Worte” (sin palabras) se podía leer en la primera pagina del periódico. Este jueves, el periódico recuperó el titular de hace cuatro años, pero no para felicitar a la selección del país, sino para buscar respuestas al rotundo fracaso del equipo que dirige Joachim Löw.

Después de la derrota ante Corea del Sur nació en Alemania una discusión casi existencial. ¿Qué pasó en Rusia y qué futuro tienen el equipo y el entrenador? “Todos estamos muy tristes”, admitió la canciller Angela Merkel, al comentar el desastre deportivo que vivió la famosa Mannschaft, el miércoles en Kazán, y que hizo posible que el equipo, que se coronó campeón en 2014, fuera eliminado por primera vez en la historia en la primera ronda de un campeonato mundial.

Pero sus compatriotas, más que tristes están furiosos con el desempeño de la selección. La eliminación del equipo alemán se convirtió casi en un drama nacional a causa de las expectativas que había despertado el Mundial de Rusia. A pesar del mal desempeño del equipo en los últimos partidos amistosos y el desastroso comienzo en Rusia ante México, el país creyó que la Mannschaft podía llegar a la final, gracias al milagroso gol de Kroos en el minuto 95 ante Suecia.

Pero lo que Alemania vio el miércoles fue una caricatura de lo que era capaz de hacer la selección alemana en el pasado. ¿Qué pasó? Según los expertos deportivos alemanes, Joachim Löw cometió varios errores fundamentales en Rusia. El primero de todos fue su fracaso de imponer un espíritu de equipo y apostar por jugadores como Özil, Thomas Müller y Sami Khedira, que dieron señales de estar muy por debajo de sus mejores épocas. Otro error fue no apostar por Leroy Sané, un jugador que ha sido aplaudido en la Premier League.

“Ya no tenemos un equipo sólido como en Brasil, con líderes como Lahm, un luchador como Schweinsteiger y un atacante como Klose”, anotó el Bild en un comentario dedicado a analizar el fracaso de la selección. “El equipo viajó a Rusia con problemas internos, como la foto de Özil y Gündogan con Erdogan”, anadió al referirse a una polémica decisión de los dos jugadores de dejarse fotografiar junto al político turco en Londres.

“Adiós y sin aplausos”, escribió el periódico Die Welt, al referirse a la derrota ante Corea del Sur, mientras que otros medios regionales optaron por un titular común: “Una vergüenza histórica”. Lo cierto es que nadie en el país es capaz de explicar el desempeño de un equipo que cuenta con estrellas mundiales.

El drama nacional que nació el miércoles con la derrota ante Corea del Sur marcará el futuro de Joachim Löw, que había firmado un contrato hasta el año 2022. Después de la derrota del miércoles, ningún alto funcionario ha querido referirse al futuro de Löw, pero la prensa alemana cree que el técnico renunciará a su cargo, después de haber conquistado la Copa Mundial en 2014 y de haber fracasado en ese Mundial.

“No hemos jugado como verdaderos campeones”, dijo la selección en un comunicado destinado a justificar la derrota. “Nos merecemos la derrota”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información