Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Husillos-Hortelano, duelo en la cumbre en el mitin de Madrid

La reunión atlética de Moratalaz llevará el viernes al escaparate a los mejores velocistas y a los medifondistas Ordóñez y De Arriba, duelistas en el 800m

Saúl Ordóñez, por delante de Álvaro de Arriba, en el reciente mitin de Huelva. Ampliar foto
Saúl Ordóñez, por delante de Álvaro de Arriba, en el reciente mitin de Huelva. EFE

Bruno Hortelano cuenta su infancia en Toronto, sus peripecias atléticas antes de asentarse como uno de los mejores sprinters del mundo. Careras de 50m, salto de longitud y de altura hasta que dejó de crecer y vio que no llegaría a 1,90m… Después, la velocidad otra vez, y vallas, cuando pensó que igual que no crecía no podría correr más rápido. Pero volvió a la velocidad cuando maduró y entendió que tenía que dejar llevarse por su pasión y por su ética de trabajo, y cuando aprendió a entrenar de verdad, y cuando conoció España. Le escucha atento, y una cierta melancolía en su mirada, sentado a su derecha, Orlando Ortega, uno de los mayores vallistas del mundo, que quizás recordara su misma infancia en Cuba, sus carreras en Artemisa, y luego en La Habana, donde comer pollo era un lujo reservado para los cracks, y siempre las vallas que le obligan a bailar con ritmo, a medir sus pasos acortándolos a toda velocidad, hasta llegar a correr así 110 metros en menos de 13s. Pero quien más atento está a todo es Óscar Husillos, la otra hache mayúscula del atletismo español, un chaval que apenas ha salido de su pueblo, Astudillo (Palencia), y que es tan rápido que su anunciado duelo sobre 400m con el nómada Hortelano acapara los titulares que anuncian el mitin de atletismo de Madrid, la tarde del viernes 22 en la pista del barrio de Moratalaz (20.18, Teledeporte).

Quienes no les oyen son Saúl Ordóñez y Álvaro de Arriba, quienes no figuran en el cartel publicitario de la reunión atlética pese a que ambos mediofondistas son quizás los atletas españoles más en forma. Ambos, el berciano medallista de bronce en Birmingham que estudia y se entrena en Valladolid, y el espigado salmantino, bajaron de 1m 45s hace unas semanas en los 800m de Huelva, con victoria de Ordóñez. Su forma y su afán combativo, su rivalidad, les puede llevar a acercarse al récord de España, los 1m 43,74s de Kevin López en 2012 en el 800m de Madrid (21.45, Teledeporte en la web).

Husillos saltó a la fama más allá de los muros espesos del atletismo el pasado marzo, cuando una marca bomba (44,42s) y un título de campeón del mundo en pista cubierta no duraron ni cuarto de hora, hasta que fue descalificado por pisar levemente la línea interior de su calle en una curva muy peraltada. “Las marcas bomba seguirán cayendo”, anunció entonces su entrenador, Luis Ángel Caballero. “Ya se esperan”, dijo Husillos, quien no ha logrado bajar aún de 46s al aire libre esta temporada, “pero aún no han llegado. Mi objetivo es conseguirla en los Europeos de Berlín, en agosto”.

La popularidad de Hortelano comenzó a fraguarse hace dos años en la misma pista de Moratalaz, cuando dejó en 10,06s el récord español de 100m y se multiplicó tras ganar el Europeo de 200m en 2016. Su peripecia personal, que continuó con un accidente de coche en septiembre de 2016, le convirtió, con su regreso bajando de los 46s en los 400m hace un mes en Tenerife, en un símbolo de superación.

Habrá un tercer duelo en Moratalaz, un asunto de chinos velocísimos. En un 100m tremendo se enfrentarán el explusmarquista nacional, Su Bingtian, el primer asiático que bajó de los 10s (9,99s), y Xie Zhenye, quien hace unos días le arrebató el récord chino (9,97s). Como tercero en discordia correrá el jovencísimo italiano Filippo Tortu, quien acaba de cumplir 20 años y ya corre en los 100m en 10,03s. En Italia creen que en Moratalaz caerá el viejísimo récord nacional de Pietro Mennea, los 10,01s que permanecen desde 1979.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.