Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

342 días después, Murray volvió

El escocés, operado de la cadera en enero y ausente desde julio del año pasado, reaparece a las puertas de Wimbledon con una derrota frente al australiano Kyrgios en Queen’s: 2-6, 7-6 y 7-5 (en 2h 38m)

Murray devuelve la pelota durante el partido contra Kyrgios.
Murray devuelve la pelota durante el partido contra Kyrgios. AFP

Han pasado más de 11 meses, casi un año completo, pero algunas cosas nunca cambian: ese índice amenazador, la mirada furtiva al resto, un elenco fabuloso de devoluciones y el inconfundible grito de guerra cada vez que falla una bola clara o se enfrenta a una situación espinosa: shiiit [mierda]! Tras un larguísimo periodo en la reserva, Andy Murray volvió a pisar oficialmente una pista. 342 días después, el escocés volvió sobre la alfombra tupida de Queen’s y no lo hizo con el resultado deseado (2-6, 7-6 y 7-5 frente a Nick Kyrgios), pero sí con el caluroso recibimiento de la grada británica.

Se ha hecho esperar Murray, intervenido de la cadera en enero y ausente de la competición desde el pasado 13 de julio, cuando cedió en Wimbledon contra San Querrey. Desde entonces, una dura estadía a la sombra, entre dudas y dilemas, con el paso por el quirófano incluido. Ahora, sin embargo, Murray empieza a divisar la luz y a sentirse tenista, que al fin y al cabo es lo único que pretende. “Tengo cero expectativas. Solo quiero jugar otra vez”, había expresado antes del pulso con Kyrgios.

El australiano no le había batido nunca hasta ahora (5-1), pero la derrota no deslució el retorno del escocés, que dio el susto cuando al comenzar el tercer parcial se echó la mano a la espalda y repitió el gesto varias veces. Pero fue solo eso, un susto. Le queda un mundo a Murray, con el óxido lógico después de tanta inactividad, pero feliz de volver a empuñar la raqueta y competir, y con el aliciente del All England Tennis Club a la vuelta de la esquina.

“No descarto nada”, respondió cuando le preguntaron sobre el futuro más inmediato. “No descarto jugar en Eastbourne, la próxima semana, ni jugar en Wimbledon”, agregó el de Dunblane, satisfecho con su actuación: “Creo que lo hice bien. Ciertamente, creo que pude hacer algunas cosas mejor, porque en el segundo set mi nivel fue algo irregular, pero hacía tiempo que no jugaba y estoy feliz de haber vuelto aquí, en Reino Unido, ante la multitud, en un torneo que me encanta...”.

Federer: 17 victorias consecutivas sobre hierba

En las 2h 38m que fijó el cronómetro no pudo con Kyrgios, siempre indescifrable, un proyecto de estrella que fluctúa demasiado y que ahora ya puede presumir de haber vencido a los cuatro gigantes del tenis moderno: Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic (6-2 y 6-1 a John Millman en su primera aparición este año en Queen’s) y también Murray, hoy día el 156 del mundo. El primero de ellos, estos días en Halle (Alemania), enlazó este martes su 17ª victoria consecutiva sobre césped: 6-3 y 6-4 a Aljaz Bedene.

“Fue un partido incómodo para mí, porque estaba pensando en que el chico [the guy] no había jugado un partido en un año... Era como: esto no va a ser bueno si pierdo”, explicó Kyrgios. “Él no estaba ni cerca de su nivel más alto, pero no esperaba menos. Sabía que iba a competir. Creo que jugó bien, algunas veces se puso nervioso. Su resto es increíble, su revés es oro. Es solo una cuestión de tiempo”, agregó el 21 del mundo.

Por otra parte, Garbiñe Muguruza se estrenó en Birmingham con un triunfo contundente ante la rusa Anastasia Pavlyuchenkova (6-1 y 6-2) y se medirá en la siguiente ronda a Barbora Strycova (3-6, 7-5 y 6-3 a Jennifer Brady). “Cada vez que vuelvo a la hierba es raro, porque solo jugamos un mes en esta superficie, pero sé que he tenido buenos resultados, así que vengo con más confianza que antes”, contó la número tres, campeona el año pasado en Wimbledon.

SEIS AÑOS DE SUSPENSIÓN PARA KICKER POR AMAÑOS

Este martes, además, se conoció la suspensión de seis años y una multa de 25.000 dólares para el argentino Nicolás Kicker por amañar partidos en la temporada 2015.

Situado en el puesto 100 del ranking, el tenista sudamericano (25 años) arregló el resultado de un challenger en Padua (Italia), en junio de 2015, y otro de la misma categoría en Barranquilla (Colombia) en septiembre de ese mismo año.

Si no reincide, el castigo se reducirá a tres años.

Más información