Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sonia Bermúdez: “He tenido la virtud de no cansarme de ganar”

La delantera del Atlético encara este sábado la final de la Copa de la Reina contra el Barcelona después de ganar nueve de las últimas 10 Ligas

Sonia Bermúdez, en el Cerro del Espino.
Sonia Bermúdez, en el Cerro del Espino.

Difícilmente algún futbolista de la élite española resistiría comparación. Sonia Bermúdez (Vallecas, 33 años) ha ganado nueve de las últimas 10 Ligas, con tres equipos diferentes: Rayo, Barcelona y las últimas dos con el Atlético, que este sábado busca en Mérida el doblete ante el equipo azulgrana en la final de la Copa de la Reina (20.30, BeIN LaLiga).

Pregunta. ¿Para ganar la Liga hay que fichar a Sonia Bermúdez?

Respuesta. ¡No, no creo! Es más el conjunto de jugadoras que he tenido a mi alrededor.

P. Pero su aportación algo habrá tenido algo que ver.

R. He tenido la virtud de no cansarme de ganar. Hay jugadoras que pueden pensar que ya han ganado tanto que se conformen, que valoren otras cosas, como que te paguen más en otro club. Yo decidí que me movían más los proyectos deportivos. Con lo que me quedaré el día de mañana cuando me retire es que le podré contar a mis hijos, si algún día los tengo, que he ganado Ligas y no que en un club gané más o menos.

P. ¿Qué diferencias hay entre el equipo campeón de hace 10 años y el de 2018?

R. No ha cambiado mucho. Los equipos se van reforzando mucho más. Tanto costó la primera como esta última. El Rayo fue creciendo poco a poco, el Barça era más de toque y el Atlético es una mezcla, jugadoras con garra y muy buenas técnicamente.

P. No ha buscado una única idea de juego

R. Se tienen que juntar muchos factores. Al final, una idea de juego es lo de menos. Lo importante es que tengas un buen grupo, es un año muy largo. No solamente se va a ganar la liga porque tengas un equipo que toque o no toque.

P. Por ganar la Copa de la Reina no hay premio económico, a diferencia de la Copa del Rey.

R. Desde el primer día como presidente de la federación, Rubiales ha cambiado cosas importantes, como que se nos entregase el título de liga justo cuando se acaba la temporada y no en la siguiente, como antes. Confío en que cambie todas estas cosas. Hay que dejarle trabajar, hay que ver que poco a poco va a apostar por el femenino, ya lo ha dicho.

P. Dos años como segunda máxima goleadora y desde 2015 no va convocada con España.

R. Es una puerta totalmente cerrada. Esperaba verme en la lista para la Eurocopa, fue un palo duro. Hay situaciones que no puedes comprender. Yo no voy a dejar de trabajar con mi club, pero a nivel psicológico es complicado para una futbolista que ha ganado la Liga y es máxima goleadora de su club mientras el seleccionador [Jorge Vilda] lleva a jugadoras que no van convocadas con su club.

P.  Cerrada, suena muy duro decirlo.

R. Yo lo sé. Pero cuando una jugadora ha estado en su mejor momento y no ha ido, es imposible, se tienen que dar muchas circunstancias para que yo vuelva. He cerrado esa puerta y estoy centrada en el club.

P. ¿En las últimas convocatorias se han quedado fuera futbolistas fundamentales de la selección que se rebeló contra el exseleccionador?

R. Esa pregunta habría que hacérsela a él.

P. Este año han jugado en el Wanda, ante más de 20.000 personas.

R. Agradezco al club que el año pasado nos dejara jugar en el Calderón y este en el Wanda, la gente se ha volcado. No he visto en ningún lado una afición como la del Atlético. Ojalá poco a poco todos los clubes le den la oportunidad a su equipo femenino de jugar en esos estadios grandes.

P. Noruega se convirtió el año pasado en la primera selección donde hombres y mujeres cobran lo mismo

R. Confío y deseo que dentro de unos años se dé en todos los países. Yo no encuentro diferencia entre una mujer y un hombre, como puede haber en un club porque no puedas generar tanto.

P. ¿Molesta que se hable mucho de esto y menos de fútbol?

R. Para mí es triste porque quiere decir que estamos a años luz, pero también quiero ser optimista. Desde hace cinco años las cosas han cambiado y seguirán mejorando. Espero que no nos estanquemos, que clubes y sobre todo federaciones apuesten muchísimo más y la única manera es compararlo con el masculino, pero no solamente económicamente, sino con el trato y todos los servicios que ellos tienen.

P. Excepto una pequeña experiencia en Estados Unido, ha hecho su carrera solo en España, ¿se arrepiente?

R. Siempre he tenido ocasiones de salir a países importantes pero tenía claro que si me movía tenía que ser a un país profesional, que en ese momento era la liga americana. He tenido el privilegio de jugar allí, de ver lo que es esa liga, de cómo se mueve allí el fútbol femenino, que es bestial. Siempre lo digo, no me arrepiento de no haber salido a otros países a ganar más dinero, a día de hoy de 10 ligas he ganado nueve y me quedo con eso.

P. Coincide la final de la Copa de la Reina con la última jornada de Segunda masculina. ¿Es lo mejor?

R. También hay que entender que es año de Mundial, hay fechas FIFA y al final el calendario está como está. Lo importante es que a nosotras se nos televisa y el espectador decidirá que partido quiere ver y cuál le interesa.

P. Las últimas tres finales de Copa han sido contra el Barcelona, ¿hay riesgo de que se monopolicen los títulos?

R. En las semifinales, el Barça llegó a los penaltis contra el Athletic. Nosotras creo que marcamos en el minuto 90 contra el Tenerife. Cualquiera de los dos podrían haber llegado a la final. En Liga vas a campos muy complicados, hemos perdido contra Rayo, ellas han ido Tenerife y han perdido. La Liga cada vez va a costar muchísimo más.

P. ¿Qué final espera?

R. Como todos los partidos con el Barça. Los dos queremos tener el balón y sabemos que ellas tienen la espinita de no haber ganado la Liga. Llegamos muy bien y vamos a hacer todo lo posible para intentar llevarnos el doblete.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.