Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi: “Fuimos muy superiores al resto”

El argentino y todo el vestuario resaltan la dificultad de ganar una Liga en la que todavía no conocen la derrota

messi Ampliar foto
El Barcelona celebra el título en el campo de Riazor. EFE

El colegiado infló los mofletes tres veces para señalar el final del encuentro y Piqué, Alba y Suárez levantaron los brazos como un resorte, al tiempo que el resto de los jugadores miraban a su alrededor, comedidos, como si no quisieran molestar a los del Dépor porque alguno se abatía sobre el suelo, otros descorchaban lágrimas y todos maldecían la mala temporada y la factura del descenso. Seedorf, entonces, entró al campo y pidió a los suyos que hicieran un coro. “Les dije que salieran con la cabeza alta”, explicó; “que hay que saber ganar y perder”. A su lado, los futbolistas del Barça repartían abrazos y palmadas, pero también se morían de ganas por festejar el título.

“Sabemos lo complicado que es ganar una Liga. Hay que valorarlo, disfrutarlo y celebrarlo. Fuimos muy superiores a los demás, no perdimos partidos en todo el año y el de Champions fue inesperado por cómo llegábamos”, reflexionó Messi, que no hablaba tras un encuentro desde hace cuatro años. “Siete ligas de diez es una barbaridad y más con estos competidores. Faltan cuatro partidos, lo que también es una barbaridad”, reflexionó Busquets. “Estoy muy contento, como todos; perseguíamos esto desde hace tiempo. Nos lo hemos ganado”, añadió Valverde.

Sobre el césped los futbolistas celebraban el laurel con esa suerte de sardana que se estrenó en la época de Guardiola en la que todos se cogen las manos y corren en círculo. Fue por 'culpa' de Pepe Costas, que reclamó a todos disfrutar del premio, por más que el drama ocurriera en la acera de enfrente. “Eso ha sido lo peor porque bajar duele mucho”, señaló Valverde. Así que la jarana duró poco. El Barça tenía prisa por coger el vuelo como también la tenía por conquistar la Liga, como reconoció Valverde hace dos meses: “¿Y quién no la tendría?”. Ya la tienen. Una Liga con sello de entrenador. “He tratado de que el equipo esté junto en todas las dificultades, porque ahora hemos ganado pero en agosto el ambiente no era el mejor tras perder la Supercopa”, expuso Valverde.

Messi le dio la razón al técnico: “Tuvimos momentos difíciles y los superamos sin conocer la derrota. Es increíble”. Y se sumó Iniesta, que, dijo, recordará esta Liga por ser aquella en la que todavía no han sido derrotados: “Esta es una competición muy importante, para mí la más importante”. Busquets recogió el testigo: “Nos disparamos tras el duelo ante el Atlético y mantuvimos la ventaja. La temporada ha sido muy buena, un notable alto, casi excelente”, decía en referencia al partido en Roma y a una Champions que es una “espina clavada”.

Los aficionados azulgrana celebran el título en Canaletas. ampliar foto
Los aficionados azulgrana celebran el título en Canaletas. AP

Valverde, que ha recibido diatribas por el juego del equipo, dijo: “Quizá nos ha faltado brillantez por momentos, pero siempre hemos dado la cara”. Alba se rebeló: “Son una vergüenza las críticas al entrenador. Es muy difícil ganar un doblete. Lo único que me sabe mal es cómo caímos en Roma, pero no por la derrota, sino por cómo sucedió”. Nada que cambiara la opinión de Valverde: “Yo no he inventado nada. Estos jugadores ya ganaron con otros técnicos y el mérito es de ellos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información