Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enfrentamientos entre ultras y futbolistas en Francia

Varios jugadores del Lille reciben golpes por parte de hinchas radicales tras un partido de Liga

Los aficionados invaden el césped.
Los aficionados invaden el césped. AFP

Al menos tres futbolistas del Lille fueron golpeados por sus propios hinchas tras concluir un partido de liga francesa, este sábado en el estadio Pierre-Mauroy. Según el diario local 20 Minutos, los brasileños Thiago Maia y Thiago Mendes, así como el marfileño Nicolas Pépé recibieron patadas después de que decenas de hinchas radicales invadieran el campo, descontentos con los malos resultados del equipo. Los agentes de seguridad desalojaron a los futbolistas, pero los ultras intentaron durante diez minutos romper el cordón de protección para meterse en los vestuarios. “Si bajan a segunda, les matamos”, llegaron a gritar algunos de ellos.

El Lille ocupa el 19º y penúltimo puesto de la Liga francesa. Este sábado, el exequipo entrenado por el argentino Marcelo Bielsa empató en casa ante el Montpellier (1-1), que marcha quinto en Ligue 1. Los incidentes empezaron después de que el árbitro del partido, Sébastien Moreira, pitase el final del encuentro. Decenas de hinchas radicales saltaron entonces al campo con la intención de increpar y agredir a sus propios futbolistas. Algunos tenían la cara tapada, otros llevaban pasamontañas. La rápida acción de la seguridad del estadio impidió que los increpantes siguiesen a los futbolistas dentro de los vestuarios. El entrenador del equipo francés, Christophe Galtier, condenó los hechos en la rueda de prensa posterior al partido. “Estamos viviendo una situación difícil, pero mis jugadores no se merecen lo que ha pasado. La violencia no soluciona nada”, dijo. Desde la salida de Bielsa en el pasado mes de noviembre, los resultados deportivos del club presidido por el hispano-luxemburgués Gérard López no han mejorado.

El Lille está en zona de descenso desde hace varias semanas y su futuro en la primera categoría del futbol francés corre peligro a falta de nueve jornadas para el final de la temporada. Antes del partido, hubo una gran protesta de los ultras del Lille en las inmediaciones del estadio. Desfilaron con bengalas y un lema común. «Salvemos nuestro club», rezaba una pancarta. Ahora, el Lille se expone a una fuerte multa y un cierre completo de su estadio. El excampeon de Francia, en 2011, lleva desde la temporada 2000-2001 en la primera categoría del futbol francés.

El pasado verano, el multimillonario Gerard Lopez se convirtió en el nuevo presidente de este histórico club francés tras comprarlo por 80 millones de euros. Una de sus grandes decisiones fue nombrar al exentrenador del Athletic de Bilbao Marcelo Bielsa el verano pasado, pero optó por renunciar a ello tras una serie de malos resultados que culminaron con su despido. El pasado mes de febrero, el Loco reclamó más de 18 millones de euros de indemnizaciones por considerar su despido improcedente. Una audiencia ante un tribunal está prevista el próximo martes.