Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Valdés se despide sin dejar rastro

El exguardameta del Barcelona, de 35 años, desactiva sus redes sociales en una maniobra que se interpreta como su adiós definitivo al profesionalismo y la vida pública

Victor Valdes
Víctor Valdés, durante un entrenamiento de su etapa en el Barcelona. EFE

Víctor Valdés siempre ha sido un hombre singular. El exportero del Barcelona, el más laureado de la historia del club catalán, anunció hace no demasiado tiempo que en el momento en el que dejase el fútbol desaparecería por completo de la vida pública. Y ayer, en una maniobra que se interpreta como la ejecución de su promesa, el arquero pasó del dicho al hecho. "Gracias por todo", escribió en su cuenta de Instagram, junto a una fotografía de un camino que conduce al horizonte lejano.

A continuación, Víctor Valdés (35 años) desactivó todas sus redes sociales. Borró todas sus fotos de dicha cuenta y también eliminó su presencia en Twitter y Facebook. "Cuando se apague la luz, que un día se apagará, yo estaré con los niños, enseñándoles lo que pueden llegar a ser cuando se encienda la luz. Pero yo ya no. Espero que cuando la luz se apague, sea difícil encontrarme", expresó durante una entrevista en 2015 con la cadena colombiana RCN, en un anticipo de lo que ahora ha hecho.

Aunque nunca llegó a anunciar oficialmente su retirada, Valdés colgó los guantes a finales de la temporada pasada, cuando finalizó su vínculo con el Middlesbrough. Previamente, el portero triunfó en el Barcelona, con el que ganó una larga ristra durante una década (2004-2014) y reconocimientos individuales, y después desfiló por el Manchester United y el Standard de Lieja. Además, defendió la meta de la selección española, con la que se proclamó campeón del mundo en 2010.

Más información