Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcelo, sancionado con dos partidos por la agresión a Lerma

El comité de competición hace oficial el castigo del lateral brasileño, que no estará en los partidos contra la Real Sociedad y el Betis

Marcelo, en el momento de su agresión a Lerma.
Marcelo, en el momento de su agresión a Lerma. EFE

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ha decidido sancionar con dos partidos de suspensión a Marcelo, que fue expulsado este sábado en el partido de Liga contra el Levante por una patada a Lerma cuando ambos habían caído al suelo después de un disparo del brasileño dentro del área del conjunto valenciano. El comité ha fallado este miércoles castigarle con dos encuentros de suspensión "por infracción del artículo 123.2 Código Disciplinario RFEF".

El árbitro del encuentro, Hernández Hernández, había relatado en el acta la expulsión de Marcelo en los siguientes términos: "En el minuto 89, el jugador (12) Vieira Da Silva Junior, Marcelo, fue expulsado por el siguiente motivo: dar una patada a un adversario en la espalda, no estando el balón a distancia de ser jugado". La descripción arbitral de la sanción podría haberse correspondido con hasta cuatro partidos de castigo si se hubiese aplicado el aplicado el artículo 98 del Código Disciplinario al entenderse la acción como agresión. "Agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o a distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquel, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos", remarca el punto.

Pero Competición optó por aplicar el relativo a la violencia en el juego: "Producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas, se sancionará con suspensión de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes", dice la norma. Para la sanción de dos partidos, se ha tenido en cuenta también el artículo 114, relativo a las expulsiones directas y que marca que "en aquellos casos en que la expulsión del terreno de juego se deba a situaciones en que el futbolista no hubiera tenido posibilidad de disputar el balón, la suspensión será de al menos dos partidos".

Después de esta decisión del comité, el lateral brasileño, que ha ampliado este miércoles su contrato con el Real Madrid hasta 2022, se perderá los partidos de Liga contra la Real Sociedad este domingo en Anoeta, y contra el Betis, el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu.