Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo se apunta a la Supercopa de Europa

Zinedine Zidane convoca al jugador portugués, que se incoporó a los entrenamientos hace dos días, para medirse al Manchester United

Cristiano, el pasado mes de junio.

Cristiano Ronaldo estará en la Superacopa de Europa. Todavía no es seguro si lo hará de corto, en el campo, o de largo, en la grada, pero el jugador portugués ha puesto rumbo a Skopje tras solo dos días de entrenamiento junto al resto de sus compañeros. Zinedine Zidane ha optado finalmente por incluir a Cristiano en una lista compuesta por 24 jugadores, todos los disponibles de su plantilla, incluidos el joven lateral Achraf, favorito para cubrir el hueco dejado por Danilo, y Luca Zidane, que esta temporada ocupará el puesto de tercer portero, hasta ahora de Rubén Yáñez.

La presencia de Cristiano en la convocatoria no significa que Zidane tenga entre sus planes que el portugués dispute sus primeros minutos de la temporada frente al Manchester United. Recién incorporado a la rutina del equipo después de estar alrededor de un mes de vacaciones, el plan de ruta marcado por el técnico, el preparador físico, Antonio Pintus, y el propio jugador planteaban la Supercopa de España frente al Barcelona como el escenario más propenso para su reaparición. De hecho, todo lo que no pase porque Zidane le incluya entre los seis descartes finales para el encuentro sería una sorpresa.

Ya lo es que haya viajado a Macedonia en vez de haber continuado con su particular y específica pretemporada en Valdebebas, tal y como hizo el curso anterior, cuando él y todos los jugadores que disputaron las fases eliminatorias de la Eurocopa de Francia vieron desde Madrid como los blancos levantaban el título en Noruega. Este verano, Cristiano, el único jugador la plantilla que disputó la Copa Confederaciones, fue el último jugador en incorporarse al trabajo. Mientras Zidane y el resto se ponían a punto en la gira estadounidense, el portugués apuraba sus vacaciones entre China y Mallorca y hacía frente al asunto más peliagudo de su carrera, la imputación por cuatro delitos contra la Hacienda Pública española que le llevó a declarar ante la justicia el pasado 31 de julio.

La denuncia de la Agencia Tributaria afectó a Cristiano y alteró el ecosistema del Real Madrid solo unos días después de levantar la Champions y poner fin a la temporada con más títulos, cuatro, en la historia del club. El entorno del portugués, convencido de su inocencia y de una persecución contra su persona, inició una campaña para asegurar que el jugador estaba decidido a poner punto final a su etapa en el Real Madrid y abandonar así España después de todo lo ocurrido. Casi dos meses después de aquellas informaciones, Cristiano sigue en silencio. No negó nada entonces, centrado en su selección, ni decidió hablar al término de la Confederaciones. Florentino Pérez le dio la bienvenida el pasado sábado en Valdebebas y Cristiano parece haber regresado como si nada hubiese ocurrido.

La realidad es que en un primer momento el jugador no se sintió del todo respaldado por el club según asegura su entorno. A día de hoy y al margen de su situación con el Madrid, Cristiano, que considera que la justicia española ha llevado por la vía penal un tema administrativo, sigue fastidiado y "jodido" con todo el proceso judicial. Él cree haberlo hecho todo bien, tiene la conciencia tranquila y, según su entorno, lo afronta con la tranquilidad de no haber engañado a nadie. "Se siente un privilegiado por su situación. Cristiano paga y le gusta pagar", revelan. Aseguran que mantuvo la serenidad y la educación durante la hora y media de declaración ante el juez y niegan que Cristiano dijese que estaba ahí sentado por ser quien es.

Ahora, con el tema judicial ya en un segundo plano y centrado de nuevo en el fútbol, el atacante afronta su novena temporada en el Madrid con el Mundial de Rusia, su último gran reto a con Portugal, en el horizonte. Como ya ocurrió el curso pasado, Cristiano intensificará aún más el descanso e irá pactando con Zidane y Pintus cómo ir dosificándose a lo largo del año para volver a llegar al máximo de forma al final de la temporada. De momento, Cristiano la arranca en Skope.

Más información